All posts filed under: Mamáaaaa!

El embarazo, el parto y el posparto nos regalan una oportunidad, única

Tuvo que llegar mi cuarto embarazo para sentir por primera vez la enorme oportunidad que aparece en este estado para la vida de cualquier mujer. Seguramente, no es casualidad que entrando en mis 40, haya podido percibir estas sensaciones con mayor lucidez. Porque a estas edades una suele haber recorrido un largo camino de experiencias, y empieza a evaluar su vida con otros ojos, con otra consciencia, con una madurez renovada. Con el embarazo se me despertaron algunas cualidades de manera más profunda, como la intuición, el pensamiento global y creativo. Accedí a lugares de mi vida que en otras instancias no había podido llegar, a capas más inconscientes quizás. Desde la biología, este cambio en la esfera psicoemocional se explica a través de la gran producción de hormonas que se genera, que construyen el escenario perfecto para que el desarrollo del bebé se despliegue, para que el parto fisiológico se desencadene y facilita una introspección más aguda y sensible que en mi caso cobró vida de una forma particular esta cuarta vez. Durante el …

Los niños nos SIENTEN, luego nos entienden

Hace unos años escuché una frase que me voló la cabeza, además de desorientarme fuerte. Era simple. Sigue siéndolo. Llana incluso, de esas que se escuchan seguido, pero que pocas veces se repara en su verdadero y profundo significado. “Los niños no aprenden tanto de lo que se les dice, sino que aprenden más a partir de vernos. Pero mucho, mucho más, aprenden de lo que somos”. Me la dijo el Psic. Ale De Barbieri al poco tiempo de estrenar mi maternidad. Al instante sentí que, con la llegada de mi primera hija al mundo, ya no valían ni los títulos, ni roles, ni rótulos que me habían definido hasta el momento: valía mucho más quién fuera. Más allá de etiquetas. Básicamente me di cuenta que tenía que de-construirme y reconstruirme de a pedacitos en esta nueva vida que yo como madre, comenzaba con ella. ¿Cómo que aprenden de lo que somos? ¿Cómo hago para que aprendan algo bueno a partir de lo que soy? Y más hondo aún: ¿Quién soy? ¿Cómo quiero ser? ¿Qué …

Vacaciones interruptus (en tiempos covid)

“Fuera de control” fue el título de una de las primeras columnas que hice para Mamás Reales hace casi 9 años. Alfonsina acababa de nacer y yo, que hasta el momento movía las perillas de cada una de las variables de mi vida (o eso creía), entendí -a pura resistencia y con el paso de los meses- que con un hijo las cosas escapan un poco de las manos. Y ya sabemos lo que a nosotras nos cuesta soltar… Escenas improvisadas del tipo… «es viernes de noche, ¿vamos al cine?» pasan al plano de la ciencia ficción cuando uno estrena rol mamá. Cuando uno es padre y hay otra vida atada a la propia, la consola se llena de perillas y la trama se complejiza tanto que ese iluso y simple “salir” se transforma en el resultado de una gran obra de ingeniería logística.   Entregas, trabajos o reuniones otrora importantes y sobre las que se podía prever un resultado positivo si se le ponía empeño, con la maternidad pasan a depender no solo del …

¡Vamos a la playa!

La luz del sol en los días de verano es digna de disfrute. Más cuando venimos hace dos años con la máxima de “quedate en casa”. Así que desde Mamás Reales y junto con Medicina Personalizada, queremos brindarte algunos consejos para disfrutar de este tiempo veraniego que nos encanta, pero cuidando la piel de la familia. Respetar las reglas del 4 + 1… 1.       Usar ropa adecuada para protegernos del sol. Ropa con protección UVA, con tejidos apretados que no permitan pasar los rayos hacia la piel. 2.       Usar sombreros. Ideal que sean amplios y tapen nariz, orejas y cuello. 3.       Usar lentes de sol. 4.       Buscar sombra. El “+ 1” significa, seguir los 4 pasos anteriores y sumar protector solar. Generalmente pensamos que el protector es lo más importante, pero es un complemento a los “4 pasos» anteriores. Ojo la hora… Acordarse del reloj. Entre las 10 y las 16 hrs. NO exponernos a la radiación ultravioleta. Ropa adecuada… La ropa nos tapa totalmente y es una barrera para los rayos del sol. La ideal es la de …

¡Contanos tu contradicción 2021!

A veces uno siente que es testigo de hasta el más mínimo detalle del crecimiento de sus hijos y por momentos uno siente que todo se escurre como el agua. Mientras transitamos las primeras etapas de sus vidas, sentimos que así será siempre, que las demandas a toda hora nunca cesarán y más de una se habrá encontrado pidiendo que todo pase rápido. Sin embargo, las que ya tenemos hijos grandes nos pasa de preguntarnos si durante sus primeros años, realmente todo fue tan exigente. Con el tiempo, sentimos que apenas nos quedan recuerdos borrosos de esas primeras etapas que en su momento vivimos tan a flor de piel. Aunque suene a cliché, es como dicen: crecen rápido. La vida es un flash, va, va y va, imposible de agarrar, imposible de parar. Sin embargo, hay momentos que parecen transcurrir en cámara lenta mientras los vivimos, como esas demandas infinitas del comienzo, las noches sin dormir, los días de fiebre, los berrinches de los 2. Cuando son chicos queremos que el tiempo pase rápido (que …