All posts filed under: Ser

¿Qué son los retiros de luna?

Hace un año empecé a escuchar hablar del ciclo menstrual y de cómo sus etapas influyen en nuestros cuerpos mucho más de lo que somos conscientes, cuando cayó en mis manos el libro “Viaje al ciclo menstrual” de la Psicóloga catalana, Anna Salvia Ribera, a quien entrevisté para el blog. Volví a escuchar de esta idea con mucha fuerza, cuando recurrí a mi ginecólogo por algunas dudas que tenía, y hablando con él sobre la desconexión que vivimos muchas mujeres con nuestra parte más íntima y esencial, me recomendó hablar con su mujer, quien participaba de “retiros de luna”. “Perdón, ¿retiros de qué?”, pregunté, “de luna”, contestó. “Andá, hablá con mi mujer, ella te va a explicar”, y allá fui. Cecilia Rado es mamá de dos hijos, socióloga y asistente social. Trabaja con equipos, organizaciones y personas colaborando en sus procesos de desarrollo y transformación. Desde que tomó contacto con estos retiros, su vida cambió. Aquí nos cuenta qué son, en qué la ayudaron a transformarse y qué siente que logró a partir de escucharse. …

Te veo  

El año pasado entrevisté a Julio Decaro con la excusa de uno de sus libros de relatos. Me fui de su consultorio y con los días me fueron cayendo fichas de varias cosas conversadas. Desgrabando la nota me encontré con esta frase que recuerdo cada vez que proyecto hipótesis sobre situaciones o personas, o le doy demasiadas vueltas a algo que sucedió y fue real. Esta frase: “Creo que el 90% del tiempo estamos y vivimos en las historietas, en la cabeza, y no en el mundo de las sensaciones de las cuales surgen todas las cosas. Nos enredamos demasiado en los rollos que nos hacemos de las cosas, cosas inventadas arriba de la vida que transcurre.” Parece una pavada, pero leemos un twit, vemos unas fotos o alguna frase en Facebook y hacemos conjeturas de lo que podría pensar o sentir esa persona. Nos genera un cierto sentimiento, y nos predispone a pensar u opinar sobre ese alguien aunque nunca lo hayamos visto ni conversado en vivo y en directo. Funcionamos así. Estamos cada …

Si creciste entre muchos hermanos… sé de dónde venís…

Cuando me encuentro con alguien que nació y creció en una familia “grande”, siento que hablamos el mismo idioma. Hay cosas que no las tenemos ni que explicar. Sabemos que en nuestra infancia no hubo tiempo para detalles -imposibles de pasar desapercibidos en una familia con dos hijos-, pero sí hubo espacio para crear e imaginar sin prejuicios, por fuera de la supervisión adulta. Con una libertad extraña para muchos amigos, acostumbrados a mayor cuidado y atención. Crecer en el montón te marca para siempre. Sabés que rara vez vas a tener lo mejor, lo último, lo nuevo. Seguramente la ropa que uses sea heredada, el delivery sea menos recurrente que en otras casas, y las vacaciones no sean a Disney -a no ser que seas hijo de Rockefeller-. Pero a veces Disney está en casa, cuando el cuarto se transforma en un gran parque de toboganes construidos con colchones y almohadas, y las sábanas en cuerdas para cinchar, y la ropa en una montaña grande para saltar. Y es verdad que cuando mamá empieza …

Relajate y disfrutá. ¡Feliz Navidad!

Desde Mamás Reales queremos desearte una linda Navidad junto a tu familia y amigos. Que te encuentre bien rodeada, satisfecha y agradecida. Siempre van a quedar cosas por hacer, por decir, por comenzar, pero no hay mayor plenitud que la vida misma. ¡Así que agarrala con fuerzas porque es solo tuya! Aquí te regalamos un “relajante muscular” para estas fechas. Algunos dicen que es de Borges, otros se lo atribuyen a García Márquez, lo cierto es que la primera versión que se conoce del texto fue publicada antes de 1935 y firmada por el humorista y caricaturista Don Herold. INSTANTES Si pudiera vivir nuevamente mi vida,  en la próxima trataría de cometer más errores.  No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.  Sería más tonto de lo que he sido,  de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.  Sería menos higiénico.  Correría más riesgos,  haría más viajes,  contemplaría más atardeceres,  subiría más montañas, nadaría más ríos.  Iría a más lugares adonde nunca he ido,  comería más helados y menos habas,  tendría más problemas reales y …

“Deberíamos conocer cómo nos afecta el ciclo menstrual con el mismo detalle que conocemos cómo nos afectan las estaciones del año o el día y la noche”

Hace unos meses anduve por España “mochileando” de lo lindo con mis hijos y marido. Cuando al final del viaje llegamos a la casa de una amiga catalana en Cadaqués, nuestras vueltas se detuvieron y mi cabeza agradeció rápidamente volver a la tranquilidad de un hogar, sin la exigencia de seguir conociendo, ni andando. Me había venido la menstruación y mi cuerpo pedía calma. Fue la paz que sentí al llegar, la que me llevó a tomar un libro que estaba sobre una mesa, que no tardé en empezar y terminar ese mismo día. Hablaba del ciclo menstrual de la mujer y de cómo esa vivencia tan única, tan femenina, tan poderosa, había que conocerla para comprendernos mejor y respetar nuestros tiempos. Aprendí que somos cíclicas; así como las estaciones del año tienen sus flaquezas y potencialidades, nosotras también irradiamos y sentimos sensaciones únicas y diferentes mientras menstruamos u ovulamos, así como durante la previa de estas dos fases. A raíz del libro “Viaje al ciclo menstrual”, empecé a escuchar mejor mi cuerpo, y entender …