All posts filed under: Mamáaaaa!

¿Cómo ser un líder positivo?

Hoy sabemos que la construcción de la imagen personal se elabora en el espejo que los otros nos devuelven. Es decir, que el amor propio florece sobre la base de una mirada apreciativa, de respeto, de aceptación e incondicionalidad. La autoestima no es algo que podamos regalarle a nuestros hijos, sino que se va gestando en la superación de los pequeños desafíos cotidianos, acompañados de una presencia que alienta y está al firme cuando fracasamos, la nuestra, la de sus papás, mamás o cuidadores principales. Parece simple y del orden de lo obvio. Sin embargo nuestras prácticas cotidianas muchas veces no nos conducen a esta forma de relacionarnos. Es que arrastramos años de fuerte autoridad, donde el padre o el abuelo decían cómo eran las cosas y punto. Y no había espacio para que el niño se desarrolle en plenitud, siendo protagonista de su propio aprendizaje. Aunque podamos visualizar esto con claridad, sepan que muchas veces no somos los padres o madres alentadores que queremos ser, ni tenemos esa mirada amorosa hacia nuestros hijos. Porque …

¡SE VIENE OTRA CHARLA DE DISCIPLINA POSITIVA!

El martes 14 de setiembre a las 20 horas, estas mamás reales estaremos compartiendo vía zoom, herramientas de Disciplina Positiva para aumentar la conexión con nuestros hijos y poder sostener en el tiempo, vínculos sanos, fuertes y estables. Para ir calentando motores, compartimos aquí algunos conceptos de esta alternativa vincular. No es fácil ser mamá o papá, de hecho nadie nos enseña, pero hay pistas claras que nos pueden susurrar por dónde ir y así disfrutar más de esta maravillosa y difícil tarea. Una de estas pistas es la de pensarnos en nuestras propias infancias; un buen ejercicio consiste en preguntarnos: ¿qué hubiésemos necesitado de chicos en determinada situación? ¿Qué nos hubiese ayudado a vivenciarla mejor? ¿Cómo hubiésemos querido que actúen nuestros padres cuando nos desregulábamos o cuando nos sentíamos tristes? Estas preguntas pueden despertar respuestas que nos orienten por dónde ir cuando nuestros hijos vivencien situaciones o emociones similares, y despejar dudas acerca de cómo dirigirnos hacia ellos. Pensemos que el fin último de la crianza y la educación es que el niño se …

Mitos de la lactancia

En estos días celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna y este año decidimos conversar sobre algunos mitos y conceptos que a veces escuchamos por ahí y damos por verdaderos sin demasiado fundamento. Aquí, derribamos mitos junto a Medicina Personalizada, de la mano la Lic. Andrea Silveira, asesora en lactancia. Mito 1: Algunas mujeres no tienen leche No tiene un fundamento si entramos en la parte científica. Todas las mujeres tenemos leche. Lo que sí sucede es que algunas tenemos en mayor cantidad y otras en menor cantidad. Cuando esto último sucede tiene un nombre técnico que es hipogalactia, pero es algo solucionable y ese es el mensaje que debe quedar en una mamá. Es importante acudir a una asesora en lactancia para mejorar detalles como el mal agarre del bebé que a veces dificulta la succión, el mal acople al pecho y otros temas que son solucionables y que facilitan la estimulación de la glándula mamaria y la producción de leche. Algunas producen más cantidad y otras menos, pero lo cierto es que …

Juntos, paso a paso

Hace varios años, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, la situación de muchos bebés que quedaban huérfanos y hospitalizados, privados del contacto materno, llevó al psiquiatra y psicoanalista británico John Bowlby a estudiar cuáles eran las consecuencias que traería a largo plazo esa falta de sostén y cuidados por parte de las figuras de referencia. El resultado de su investigación fue un reporte titulado Maternal Care and Mental Health (Cuidados maternos y salud mental) que publicó en 1951 y fue la base de lo que posteriormente se conoció como la teoría del apego. Lo que se vio en esos bebés hospitalizados es que aquellos que recibían cariño, mimos y contacto además de alimento, se desarrollaban y crecían mucho más que aquellos a quienes solo se les brindaba alimento (en mismas cantidades). Lo nutritivo del contacto con esas figuras de apego fue medible a partir de esa triste situación y dejó en evidencia que mucho más allá del alimento, el ser humano busca amor desde que nace. Y lo que es más importante, lo necesita para crecer …

Sobre Benja

Lo que voy a contar es una historia de dolor, de valentía y de amor. Vean ustedes si están prontos para tanto y sigan leyendo en caso de que sí. A principios de 2020 le mandé un mensaje a Jorge Bafico. Él es psicoanalista, fue años columnista de un programa de radio donde yo estaba, lo conozco y me conoce de varias etapas de la vida, somos amigos. Le escribí porque quería invitarlo a acompañarme nuevamente como columnista radial y antes de teclear el mensaje caí en que en esos días estaba por nacer su cuarto hijo, su cuarto varón, Benjamín. Así que incluí algún comentario animoso en ese texto. No recuerdo exactamente sus palabras de vuelta pero sí el frío que me corrió al recibirlo. Palabras más, palabras menos, me contaba que Benja ya había nacido, pero que también se había ido. Algo le pasó a su corazón. Ahí quedé, paralizada, angustiada y, como suele pasar en situaciones inexplicables, me sentí sin saber muy bien cómo seguir esa conversación. Al poco tiempo me contó …