All posts filed under: Mamáaaaa!

Naciendo y pariendo en Etiopía

Abrir la cabeza a lo que sucede en otras partes del mundo, nos regala mayor perspectiva de nuestra propia realidad. Como mujeres, hemos logrado muchos avances en este último tiempo y seguramente consigamos muchos más. Sin embargo, existen incontables rincones en este planeta en donde nuestra lucha por la igualdad parecería “un tema del primer mundo”, puesto que en otros lugares aún se intenta combatir la muerte y sobrevivir. El lugar de nacimiento y el seno de la familia en la que llegamos al mundo son algo completamente aleatorio. Quienes tuvimos la posibilidad de crecer como personas y así desplegar nuestro propósito de vida, tenemos cierta responsabilidad hacia quienes por quién sabe qué razón, crecieron en un lugar sin oportunidades. Si es que logran subsistir a su nacimiento, claro. Hace unos días recibí en casa a una amiga que viaja a Etiopía a trabajar en hospitales y hogares donde se alojan los más pobres de los pobres. Me contó sobre realidades inhumanas que siguen persistiendo en pleno siglo XXI. En Etiopía la mortalidad materna sigue siendo demasiado …

La panacea de mamá

Pensé en escribir una columna dedicada al vino pero me parecía un poco fuerte para un blog de maternidad. Demoré 3 minutos hasta que me di cuenta, un viernes de noche, que lo que estaba pensando tenía todo que ver con este espacio. Cuando sos madre algunos pequeños placeres de la vida que antes abundaban, empiezan a escasear, y por eso mismo cuando los concretás los sentís la panacea. Son esos momentos mínimos que te hacen ver que todavía hay algo de tu ser ahí adentro, que seguís siendo vos, a pesar que pases el día sonando mocos o cambiando pañales. Entre vinos empecé a anotar algunos ítems de mi panacea, y les cuento que, aunque suene a mala madre, pasados 5 años de maternidad los vivo SIN CULPA –sí!! Se puede!!-. Viernes de noche. Mis hijas se durmieron increíblemente temprano. Acosté a la última, me invadió una sensación de libertad poco común para viernes a esa hora y en un acto de rebeldía descorché un vino, saqué una buena copa y me senté a …

El comienzo de clases en la “etapa sensible”

Si tenés hijos, seguro te encontrás en una época del año en la que estás “ajustando” tu vida; acomodando el cuerpo, la cabeza y los tiempos familiares. Si bien las vacaciones escolares pueden ser un poco largas -para los papás, sobre todo-, las salidas de casa son más sencillas. El comienzo de clases exige de un día para otro acordarnos de horarios, viandas, mochilas y una lista interminable de cosas más, que con el correr de los días, se van organizando, a los tropiezos, pero encaminándose al fin… Si tenés chiquitos de uno, dos o tres años que están empezando su vida escolar, ahí sí que se te trastocan los días. Las adaptaciones al jardín pueden llegar a extenderse semanas -o más-, y cuando el niño/a parece haberse acomodado ¡vuelven las vacaciones y regresa el caos familiar! Eso sí, según muchos, ahí comienza el año de verdad (por tercera vez consecutiva, ¿será la vencida?). Así que si te encontrás en estos trotes, tranquila, no estás sola, somos muchas las que estamos intentado llegar a todos …

Manifiesto del PODER de una madre tras unos días “OFF”

Soy de las que disfruto de la vida de a dos; me río mucho con el papá de mis hijos desde que nos conocimos, mucho antes de que ellos nacieran. También extraño las charlas con amigas sin interrupciones, en las que excavábamos hasta lo más profundo hasta quedar sin palabras. No tengo dudas que de las cosas más desafiantes que me pasó en la vida es tener hijos. Ahí se pone en juego tu persona TODA, el 100% del tiempo, muchas veces a niveles extremos. ¡Y acá te quiero ver! Vos, que te creías que te las sabías todas, que podías dominar hasta las situaciones más difíciles de tu vida y tu trabajo, que desaprobabas la actitud de las madres que buscaban “soluciones rápidas” a berrinches insoportables, te encontrás ahora con que ese bebé o escolar, te cuestiona capacidades muy tuyas que creías tener y que exhibías con orgullo. Solo en la cancha se ponen tus destrezas en juego; tu paciencia, tu generosidad, tu empatía, tu tiempo. Hace unos días me reenganché con mi “oficio” …

Pará y disfrutá ¡empezaron las clases!

Siempre hay un momento para todo, ¡pero qué mala pasada nos juega la ansiedad! Hace poco vi una de las tantas conferencias que Julio Decaro -doctor en Medicina, experto en negociación, escritor y conferencista- dio en el evento Marketers de Uruguay, y fue un placer escuchar palabras tan sencillas que nos invitan a ¡PARAR! El mundo de hoy nos ayuda a sentir una insatisfacción permanente, porque son tantas las posibilidades que se encuentran a nuestro alcance, que queremos probarlo todo. Para “encontrarnos”, experimentamos todo tipo de terapias hasta dar con alguna que nos satisfaga y así poder conectar con nosotros. ¿Con nosotros? ¿Pero es que acaso no nos encontramos “adentro”? ¿Será que cuanto más cerca estamos, más difícil es? ¡Qué complicado parece haberse puesto lo simple! Si tan solo supiéramos que las respuestas están a nuestro alcance, si pudiéramos entender que no hace falta probarlo todo para encontrar la llave que nos abre a nuestro interior. Con esto no estoy tirando abajo ninguna posibilidad que nos permita mayor apertura, de hecho me encanta transitar por …