All posts filed under: Mamáaaaa!

PIOCUORE, pureza y amor de madres

La maternidad empodera y sin duda cambia las prioridades de las mujeres. En estos años de Mamás Reales nos llama la atención y a la vez nos encanta descubrir que muchas, a partir de la llegada de un hijo, deciden rediseñar su vida laboral. Claro que el camino no siempre es fácil, implica resignaciones, pero muchas veces en esos virajes, se afina el ser con el hacer…y a largo plazo es positivo. Cecilia Flores y Vanessa Colina son dos ejemplos de todo eso. Se conocieron por su profesión, se hicieron amigas, y la maternidad las hizo empezar a conversar y soñar sobre un nuevo emprendimiento. Así surgió PIO CUORE en 2019. Te contamos más sobre ellas, su emprendimiento y sus divinos productos. Y te esperamos en Instagram para participar del sorteo. ¿Cómo surge PIO CUORE? Surge por nuestro gusto por la decoración y el diseño. Empezó muy de a poquito porque ambas trabajábamos en relación de dependencia, y no podíamos dedicarnos de lleno a esto que tanto nos gustaba. Identificamos un nicho de mercado que …

Acompañar la maternidad

“Tuve un embarazo tranquilo pero cuando me internaron, me llamó la atención que nadie venía a preguntarme cómo me sentía. Tenía un montón de visitas médicas pero todas apuntaban al bebé y ante esa sensación de que algo faltaba para sostener a las mamás, empecé a indagar y a dedicarme a esto, por entender además que a nivel emocional suceden muchas cosas con la maternidad”, cuenta Yeni Lacerda, psicóloga y mamá de una niña de 3 años y de un varón de 5 meses. Nos conocimos en tiempo de pandemia a través de las redes sociales y esos sabios algoritmos que te vinculan con cuestiones de tu interés. Su experiencia sintonizó directamente con Mamás Reales porque nosotras empezamos este blog un poco como forma de hacer catarsis y compartir –para alivianar, tal vez- todo eso que nos pasó cuando quedamos embarazadas y una vez que nos encontramos con el bebé en casa. Ante la sensación de “¡Socooorrro!”, el blog nos pareció una manera menos ruidosa (aunque no por eso silenciosa o menos efectiva) de dar …

El justo medio entre tecnología y realidad

Estuve peleada con la tecnología. Toda la vida. Por inquieta o por movediza, desde niña siempre fue un mejor plan para mí estar en lugares con espacio para correr o jugar a la pelota… fútbol, tenis, volley, lo que fuera. Necesité siempre ponerle el cuerpo a la experiencia, porque estar con una consola o pantalla enfrente lo sentía poca cosa. Mi relación con las pantallas cambió de a poco, seguramente por eso de que cuando estamos más grandes nuestro cuerpo no necesita tanto moverse para crecer, pero también porque, claro está, la tecnología se transformó primero en una herramienta fundamental para estudiar, y para trabajar después. Pero tuvo un lugar muy restringido por años. Lo que sucedió con el celular es que desató a ese león que tenía enjaulado, y en esta pandemia salió disparado, desbocado, determinado a comerse la cancha. Hoy, por momentos, siento que me fui al otro extremo. Lo cuento en este momento –sábado 4 pm-, mientras escribo este texto en las notas de mi Android, que abrí con rapidez al notar …

“Dar de mamar es un arte que se aprende”

La lactancia no es un tema que ocupe la cabeza de la mamá cuando está embarazada. Hay asuntos más urgentes en la previa: las ecografías, el embarazo en sí, lavar la ropita, -¡y plancharla!-, armar el cuarto, conseguir el carrito, la sillita y un etcétera tan largo como tiempo tengamos para preparar el gran desembarco del nuevo integrante de la familia. Pero llega el bebé y la lactancia se instala. Con fuerza. Y nos lleva tiempo, paciencia y técnica entregarnos a esa tarea tan importante para el desarrollo de la vida de nuestro hijo. Sobre las dudas más frecuentes y algunos detalles sobre lactancia, conversamos –en vivo de Instagram hace unos días y ahora por aquí- con Lorena Fernández Maruri, asesora en lactancia materna de Iulam. ¿Todas las mujeres pueden dar teta? Si, todas las mujeres pueden dar teta. Son situaciones muy específicas en las que esto no es así, como cuando la mujer tiene una hipoplasia mamaria, ovarios poliquísticos, obesidad mórbida o alteraciones en la tiroides, por ejemplo. Son casos muy puntuales. En general, …

Madre paciencia

No tengo paciencia. Si bien me gusta siempre apreciar lo que hay, más que la falta, con la paciencia me sucede que soy realista, y tengo plena consciencia de su carencia; nací con el tanque vacío. Cuando estudiaba filosofía en el liceo, recuerdo leer sobre la modernidad y posmodernidad y sentirme parte viva de ese engranaje de videoclip en el que se había convertido la vida; eso de lo urgente me parecía lo más natural, y pensaba ¿qué sentido tiene esperar si se puede tener ya? Yo habitaba la liquidez en todas sus formas. Cuando estaba en jardinera, con 5 años, mi maestra Isabel mandó llamar a mamá porque estaba preocupada: “Señora, su hija termina de pintar y apoya la cola en la punta de la silla, para salir disparada cuando toca el timbre, no sabe esperar”. Mi madre no hizo de eso un drama porque ella era igual y papá, a pesar de tener un aplomo más innato, tenía su cuota –velada- de ansiedad. La pereza nunca fue una condición de nuestro linaje. La …