Home, Ser
Comments 3

Si creciste entre muchos hermanos… sé de dónde venís…

Cuando me encuentro con alguien que nació y creció en una familia “grande”, siento que hablamos el mismo idioma. Hay cosas que no las tenemos ni que explicar. Sabemos que en nuestra infancia no hubo tiempo para detalles -imposibles de pasar desapercibidos en una familia con dos hijos-, pero sí hubo espacio para crear e imaginar sin prejuicios, por fuera de la supervisión adulta. Con una libertad extraña para muchos amigos, acostumbrados a mayor cuidado y atención.

Crecer en el montón te marca para siempre. Sabés que rara vez vas a tener lo mejor, lo último, lo nuevo. Seguramente la ropa que uses sea heredada, el delivery sea menos recurrente que en otras casas, y las vacaciones no sean a Disney -a no ser que seas hijo de Rockefeller-. Pero a veces Disney está en casa, cuando el cuarto se transforma en un gran parque de toboganes construidos con colchones y almohadas, y las sábanas en cuerdas para cinchar, y la ropa en una montaña grande para saltar. Y es verdad que cuando mamá empieza a sospechar y finalmente descubre el caos, los techos vuelan. Pero nadie te quita lo bailado…

También es cierto que a veces entre la multitud uno se puede sentir solo. La atención necesaria para cualquier ser humano, por momentos no se ve satisfecha. Incluso algunas cosas importantes pueden escaparse… pero finalmente, todo es aprendizaje. Crecer en el montón deja huella. Deja escuela desde la cuna. Cicatrices, lágrimas y sonrisas multiplicadas por mil.

Por Federica Cash

3 Comments

  1. Tania says

    Hola mamasreales!!! Soy la 2da d 5 hermanos… Imposible describir q siento cuando leo anécdotas d muchos hermanos!! Me transporta a mi niñez
    Q lindo Federica ! Gracias!!!!

    Me gusta

  2. Mariana Muñoz de del Campo says

    Es cierto todo lo que decís Fede, es cierto que aún estándo entre tantos te podes sentir sola (todos necesitamos ser “ especiales” alguna vez y tener algún momento de exclusividad), pero también es cierto que siempre estás acompañada,siempre alguien te cuida ,proteje o defiende, siempre tenes un bebé para adorar, un hermano para abrazar y que te abrace y para toda la vida tenes los mejores amigos que puedan existir.
    La familias numerosas vivimos como en un club, entrando y saliendo todos con amigos,comiendo lo qué hay sin pretensiones, secándonos con toallas húmedas , robándonos la ropa,peleándonos por esas cosas,gritando ¡no abran las canillaaaas! Buscando las medias que desaparecen, estudiando en la cama porque hay gente en todos lados, gritando feins para no abrir la puerta,cambiando pañales desde los 10 años,y con cómplices para todo lo no Santo…es GENIAL! Es lo más.Yo soy 3ra de 11 y me anime a tener 9 hijos porque quería que crecieran como yo, y aunque no es lo mismo ser hermana de muchos ,que madre…adoro a los hijos y ahora también nietos que tengo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s