Autor: Mamás Reales

Yo nunca…

Hace un tiempo vengo sorprendiéndome y horrorizándome de mí misma. Me mudé de apartamento y si había algo que nos caracterizaba como padres respecto a los viejos vecinos, era nuestra condición de “silenciosos”. “Qué tranquilita Alfo, ni se la escucha”, nos comentaba la pareja del segundo piso en el ascensor. “Yo nunca voy a ser de esas madres que gritan, no es necesario”. Lo dije antes de ser madre, lo repetí un tiempo después (¡convencida!), pero me tragué las palabras cuando mi hija mayor entró en una adolescencia rebelde a sus tres años y empezó a pedir límites… entre gritos y pataletas. Esa edad coincidió con la mudanza y en la casa “nueva”, me descubrí gritando un par de veces; lo noté y dejé pasar, lo que no pasó fue mi vergüenza al cruzarme con mis nuevos vecinos en el ascensor que si me hubieran comentado algo, probablemente hubiera sido: ”loooocaaa”. La maternidad me hizo dar cuenta que hasta que no la vivís, te conviene no escupir para arriba. Porque también dije “yo nunca voy …

Rompiendo mitos

En mayo presentó Rompemitos, un libro que es la extensión del blog Cande Down Side up, y a través del cual busca extender y contagiar la maravilla que junto a su marido Martín descubrieron con el nacimiento de Cande, una niña especial, con síndrome de Down. Con la llegada de su hija, Alfonsina Almandoz y Martín tuvieron el privilegio de descubrir las infinitas sorpresas que se dan al momento de dejar la ignorancia de lado, cuando se destierran esos mitos que como sociedad hemos acuñado respecto a las personas con ese síndrome. Que siempre van a ser dependientes, que viven enfermas, que viven poco, entre otros. El libro Rompemitos, editado por Santillana, es una lindísima invitación para combatir la falta de información que tenemos sobre los niños con síndrome de Down, y para pensar que, al igual que para todos los niños, para ellos también el cielo es el límite. Depende de lo que nosotros hagamos como sociedad. ¿Cuáles eran los mitos que hasta tú tenías sobre el síndrome de Down y que Cande te …

“El vínculo con los padres es la primera relación estable con un adulto y es esencial para el desarrollo físico, emocional y cognitivo de los hijos”

Que la maternidad nos cambia la forma de vivir y percibir el mundo, es un hecho irrefutable. Pero que los cambios en nuestras conductas a partir de tener hijos se perciban también en nuestro cerebro es algo, al menos para mí, novedoso. Annabel Ferreira es Licenciada en Psicología, tiene un Master en Psicobiología por la Universidad de Gotemburgo, Suecia, y es Dra. en Neurociencias. Hace más de 35 años estudia las bases psicobiológicas del vínculo madre-hijo, en particular, la compleja interacción entre procesos afectivos, motivacionales y cognitivos, que experimentan los individuos durante la parentalidad. Si bien hay enormes diferencias entre animales de laboratorio (como pueden ser ratas u ovejas) y seres humanos, los mismos se estudian para entender los cambios que se producen internamente cuando nos convertimos en madres. Junto a psicólogos y pediatras, ha llegado a interesantes conclusiones sobre el vínculo entre mujeres e hijos, una relación no solamente compleja sino decisiva para la continuidad de la vida y el desarrollo, así como para la salud, actual y futura, de los individuos implicados. Aquí …