Autor: Mamás Reales

“Malika”, una serie de dibujos animados que nos enseña a educar de forma sencilla y creativa

Los desafíos de educar no son muy diferentes en las diversas familias que integran la sociedad actual. Hoy por hoy, casi todos tenemos que lidiar con falta de tiempo o con la invasión de las tecnologías en la intimidad familiar. Frente a estas realidades, los padres desean educar bien, pero no siempre saben cómo hacerlo. Para que las situaciones cotidianas con nuestros hijos se trasformen en oportunidades para aprender habilidades para la vida, la Psicóloga Marianella Ciompi -en conjunto con la productora Astrolab Motion- creó “Malika”, una familia como la mía y la tuya a la que se le presentan desafíos diarios que debe aprender a resolver de la mejor manera para dejar buenas enseñanzas. “Malika” tiene ideas muy simples y consejos súper eficaces para aplicar en la vida cotidiana. Los videos ya están disponibles en YouTube; aquí compartimos un par y hablamos con Marianella, la creadora de todo esto. ¿Cómo surgió la idea de hacer los videos? Hace años  surgió la idea con los otros dos autores que escribimos el libro “Hijos con personalidad”, y …

Te veo  

El año pasado entrevisté a Julio Decaro con la excusa de uno de sus libros de relatos. Me fui de su consultorio y con los días me fueron cayendo fichas de varias cosas conversadas. Desgrabando la nota me encontré con esta frase que recuerdo cada vez que proyecto hipótesis sobre situaciones o personas, o le doy demasiadas vueltas a algo que sucedió y fue real. Esta frase: “Creo que el 90% del tiempo estamos y vivimos en las historietas, en la cabeza, y no en el mundo de las sensaciones de las cuales surgen todas las cosas. Nos enredamos demasiado en los rollos que nos hacemos de las cosas, cosas inventadas arriba de la vida que transcurre.” Parece una pavada, pero leemos un twit, vemos unas fotos o alguna frase en Facebook y hacemos conjeturas de lo que podría pensar o sentir esa persona. Nos genera un cierto sentimiento, y nos predispone a pensar u opinar sobre ese alguien aunque nunca lo hayamos visto ni conversado en vivo y en directo. Funcionamos así. Estamos cada …

“Los momentos de sufrimiento son oportunidades para aprender a resolver conflictos”

La fuerza con la que han irrumpido los avances tecnológicos en nuestra vida cotidiana, ha cambiado no solamente la manera de vivir sino también los vínculos entre las personas. La base de la sociedad moderna con sus ideales estables y seguros se ha resquebrajado para dar lugar a una nueva sociedad donde el disfrute, el cambio y lo “fast” aparecen como la regla. En este contexto los nuevos papás se vinculan con sus hijos desde otro lugar. Las viejas enseñanzas y moralejas parecen no ser ya las ideas privilegiadas. Sobre los aportes y las obsesiones que aparecen con estas nuevas paternidades, hablamos con la Psicóloga Marianella Ciompi. ¿Qué ves en los padres jóvenes de hoy -los famosos millenials-? Considero que los nuevos padres han hecho un gran aporte al mundo: nos han enseñado a disfrutar más y mejor. Pero esta misma idea tiene la contrapartida de hacer lo imposible por hacer feliz a los hijos a toda costa y en todo momento, así como evitar que sufran en cualquier situación por más mínima que sea. …

La panacea de mamá

Pensé en escribir una columna dedicada al vino pero me parecía un poco fuerte para un blog de maternidad. Demoré 3 minutos hasta que me di cuenta, un viernes de noche, que lo que estaba pensando tenía todo que ver con este espacio. Cuando sos madre algunos pequeños placeres de la vida que antes abundaban, empiezan a escasear, y por eso mismo cuando los concretás los sentís la panacea. Son esos momentos mínimos que te hacen ver que todavía hay algo de tu ser ahí adentro, que seguís siendo vos, a pesar que pases el día sonando mocos o cambiando pañales. Entre vinos empecé a anotar algunos ítems de mi panacea, y les cuento que, aunque suene a mala madre, pasados 5 años de maternidad los vivo SIN CULPA –sí!! Se puede!!-. Viernes de noche. Mis hijas se durmieron increíblemente temprano. Acosté a la última, me invadió una sensación de libertad poco común para viernes a esa hora y en un acto de rebeldía descorché un vino, saqué una buena copa y me senté a …