Entrevistas, Home
Dejar un comentario

¿Qué es la fertilización consciente?

La argentina Jorgelina Galera se dio de frente -como tantas mujeres- con un deseo profundo que no pudo satisfacer de buenas a primeras, el de ser mamá, y esa frustración fue la puerta de entrada para cambiar su vida.

Licenciada en Administración, Profesora de Yoga, Fitoterapeuta y estudiante continua (actualmente de Coaching Ontológico), luego de recorrer el camino conocido para quedar embarazada, descubrió herramientas dentro y fuera del país de tipo orgánico y natural para incrementar la fertilidad, que la transformaron. Al cabo de varios meses, quedó embarazada de forma espontánea y poco después llegó Mateo. En ese momento sintió el llamado a difundir las herramientas para una fertilidad consciente con otras mujeres y parejas. Así nació Nidra Mater.

Para conocer qué es la fertilidad consciente y cómo puede ayudar, hablamos con Jorgelina en esta entrevista.

¿Qué es la fertilidad consciente?

La fertilidad consciente es un proceso personal en el que la mujer se conecta con su poder interior, sus posibilidades, y se integra registrando deseos, miedos y todos los aspectos corporales, mentales y espirituales que se ponen en juego al querer convertirse en mamá.

En general en la sociedad actual no nos cuestionamos cuando invertimos años de nuestras vidas para estudiar una profesión que ejerceremos 30 – 35 años, pero no queremos asignar tiempo en prepararnos para gestar y acompañar a un ser que tendrá una expectativa de 90 o 100 años. Así queremos que en 10 minutos nuestro “plan” de ser mamás se concrete y nos frustramos y buscamos soluciones “rápidas”.

Por el contrario, la fertilidad consciente busca traer luz a nuestros procesos internos e invertir nuestras energías en prepararnos para ser mamás y papás sea cual sea la forma que elijamos para ello (concepción natural, reproducción asistida, adopción y las múltiples formas de ma-paternar posibles).

¿Qué aspectos de nuestra vida cotidiana debemos cuidar o modificar para lograr un embarazo?

Es difícil poder decirlo como una generalidad, porque depende de cada caso, cada cuerpo y cada situación en particular. Pero algunos aspectos en general que debemos revisar son:

  • Nuestra alimentación: ¿es fértil? ¿Incorporamos muchos químicos y alimentos industrializados?
  • Nuestro ciclo: ¿estamos conectadas con nuestro cuerpo? Si solo nos concentramos en la ovulación y la menstruación en pos del embarazo perdemos la conexión con nuestro sagrado ciclo, su conexión con la Naturaleza, y se torna un factor de éxito o fracaso. Esto nos desconecta y puede producir alteraciones hormonales y por lo tanto del ciclo.
  • El deseo de la maternidad: revisar cómo y de qué surge, ¿hay mandatos que estamos siguiendo que no son nuestros?
  • El estilo de vida: el nivel de estrés que llevamos en nuestra vida puede estar activando mecanismos de anticoncepción natural. El cuerpo se protege para sobrevivir.
  • Conservar o aumentar espacios de placer. En general cuando la llegada de un hijo se demora más de lo deseado nos abocamos a la búsqueda como un “trabajo”, nos obsesionamos con el día de ovulación y las relaciones sexuales con el fin de embarazarnos. Esto aumenta el estrés, disminuye el placer y por lo tanto, atenta contra nuestra fertilidad.

¿Cuáles alimentos son los “aliados” de la fertilidad y cuáles los “enemigos”?

Es una pregunta que habría que responder analizando a cada persona en particular y su forma de vida pero, en general, podemos mencionar algunas recomendaciones:

Consumir los alimentos como los trae la Naturaleza, esto es: lo de la estación, sin agregados químicos ni procesos industriales y evitar justamente los alimentos con alto contenido de agroquímicos y procesos de transformación.

Por otro lado existen lo que se llama “alimentos estrella” de la fertilidad:

  • Frutos oleaginosos como colación y semillas agregadas a las comidas (en lo posible activadas con agua)
  • Frutas y verduras de color anaranjado/amarillo son antioxidantes y nos aporta betacaroteno
  • Comer verduras amargas y coles (cinco porciones por semana). Favorecen la depuración del hígado. El hígado es un gran órgano para la fertilidad porque, primero depura todo lo que comemos y respiramos. Luego tiene que drenar el colesterol y la grasa animal. El tercer nivel de funciones del hígado es el reciclaje hormonal, pero claro esto lo puede hacer cuando le queda tiempo libre entonces dada la vida moderna, tenemos que ayudarlo a que pueda llegar a este nivel. Ejemplos de estos alimentos son la rúcula, achicoria, brócoli, cebolla, puerro, alcaucil.
  • Comer frutas y verduras color rojizo-azulado: como remolachas, arándanos, uvas, moras o rabanitos, fortalecen los vasos sanguíneos -el endometrio- y mejora la calidad del implante del embrión en el mismo. Se recomienda consumir de dos a tres porciones por semana.
  • Sugerimos consumir harinas y azúcares integrales en lugar de refinadas, por lo expuesto anteriormente. Hoy en día hay muchas cosas ricas para hacer o comprar. Alimentos excelentes que aportan muchos nutrientes son la avena, la quinoa y el reemplazo por las harinas integrales. Además mejoran el funcionamiento hormonal. Sé que es más sencillo comprar galletitas, pero si ponemos un poco de voluntad, hoy en día hay muchos alimentos ricos y al alcance de nuestras manos para reemplazarlas: barras de cereal (naturales), galletitas integrales, mix de frutos secos, etc.

¿Cómo podemos abordar la búsqueda de un embarazo desde un lugar emocional?

Las emociones siempre están presentes, ¡ni que hablar en el proceso de búsqueda de la ma-paternidad! Nos ponemos sensibles, recordamos nuestra historia, nos enojamos cuando no llega, nos enfurecemos con nuestro cuerpo cuando tenemos dificultades, con nuestra pareja, con nuestros ancestros, con la vida. Este es un ejemplo de emociones presentes en el proceso. Abordarlas para que contribuyan a la concepción significa reconocerlas, aceptarlas e integrarlas como parte del proceso.

Sabemos que necesitamos oxitocina para embarazarnos, la hormona de la felicidad, además de las conocidas hormonas femeninas y masculinas (estrógenos, progesterona, testosterona, etc.), éstas van de la mano con el amor, la calma, y la felicidad. Por el contrario el miedo, ansiedad, angustia, enojo, están asociadas con hormonas del estrés que ponen al cuerpo en alerta y no van a favorecer un embarazo: cortisol, adrenalina y noradrenalina. ¡Las hormonas son emociones!

¿Qué resultados ves a tu alrededor en relación a aquellos que empezaron a seguir el camino de la fertilización consciente?

Con gran satisfacción veo los procesos de crecimiento vital y el empoderamiento que observamos en las parejas y mujeres que acompañamos, sea cual sea el camino que elijan hacia la fertilidad. Esto puede continuar en una gestación, un nacimiento, una decisión de adopción, o de pausar la búsqueda para encontrarse. La diferencia está en poder tomar la decisión de forma consciente, desde un lugar de calma. Y eso se logra desde la conexión y la escucha.

¿Cómo se trabaja con los consultantes?

Se trabaja en forma personalizada, con temores, vínculos, conexión corporal, conexión entre la pareja, y herramientas como nutrición fértil, fitomedicina, herramientas para el estrés y ansiedad, ciclo femenino y fertilidad masculina.

Las actividades consisten en talleres, clases, y encuentros individuales y grupales con mujeres y parejas que desean explorar su fertilidad y hacer un proceso de Pre-concepción consciente.

Puede tratarse de personas en tratamiento de reproducción asistida que buscan transitarlo más amablemente, aquellos que iniciaron su búsqueda y desean una contención o simplemente que deseen conocer y aprender sobre el tema.

Por Federica Cash

Por más información: https://www.nidramater-blog.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s