All posts tagged: Alfonsina Almondoz

Alfonsina Almandoz, sobre los tests prenatales: “Me hubiera gustado tener su diagnóstico previo pero conociendo lo que sé hoy sobre su condición”

“Cande”, una niña de 4 años, es la protagonista del blog candedownsideup.com, un espacio que intenta derribar mitos y brindar información sobre el Síndrome de Down. Llevado adelante por su mamá, Alfonsina Almandoz, busca compartir el día a día de Candelaria “para invitarnos a descubrir que la vida con Síndrome de Down también puede ser una vida UP”. En esta oportunidad hablamos con Alfonsina sobre la importancia de los tests prenatales, que permiten conocer valiosa información sobre el bebé, antes de nacer. ¿Cuál es tu opinión acerca de los tests prenatales? Creo que los tests genéticos de este tipo nos ayudan a tener mayor información. Luego del nacimiento de Cande, con trisomía 21, me he vuelto una defensora y ferviente creyente de que la información es una de las herramientas más potentes que podemos tener. Ser conscientes de una condición, en este caso de un hijo, no va a hacer que desaparezca pero nos va a dar la posibilidad de prepararnos e informarnos para poder dar a ese hijo las herramientas que necesite. ¿Creés que te …

El papá de Cande (down side up)

Hace unos días escribía una columna sobre mi visita a la casa de Candelaria -una niña divina, con Síndrome de Down- en la que hablé sobre mis percepciones y sensaciones de ese encuentro que mantuve con su mamá, Alfonsina, y la niña merodeando alrededor de la mesa repleta de exquisiteces. Hoy les presentamos una entrevista realizada al padre de Candelaria, para conocer su mirada y su forma de vivir la familia con esta especial integrante. ¿Cómo fue tu reacción cuando te dijeron que Cande tenía Síndrome de Down? No fue una reacción desde lo racional, fue más instintiva que otra cosa. Sentí el instinto de protección paternal hacia mi hija. Lo primero fue escuchar al neonatólogo, el doctor me explicó y mostró todas las “señales” que indicaban que Candelaria tenía Síndrome de Down. Todo esto pasó rápidamente, en 15 minutos. Después de eso, quedaba enfrentarse a mi hija, a su mamá, a mis familiares y amigos, y al mundo.  Quién más que el padre para pararse con desplante, coraje y amor para decirle al mundo: …