All posts tagged: Gap Uruguay

De picnic con Gap… ¿querés venir?

El sol se asoma y nos volvemos a inspirar junto a los colores y el confort de GAP. En unos días haremos una nueva sesión de fotos para renovar la portada de nuestras redes y queremos invitarte a participar porque nos encanta ser muchas las mamás -y los hijos- reales, que nos representen. Ya sabemos que a todas nos da orgullo mostrar las fotos de los hijos que, a juzgar por nuestra mirada, son los más lindos del mundo. Así que si querés irte de picnic con nosotras a un parque con juegos junto a ellos, llevarte unas fotos divinas e irte vestida by Gap, escribinos a mamasrealesblog@gmail.com, que el viernes 12 hacemos el sorteo. Mamás Reales.          

¡Estrenando fotos!

¡El clima está muy loco! Cuando una siente los primeros calorcitos y empieza a tomar consciencia de que se viene el verano, aparece otro día que te vuela esa idea de un plumazo y te obliga a desempolvar camperas y bufandas. Así estuvimos todo el año, guardando camperas en junio y usándolas a mediados de octubre. Programando y reprogramando una linda tarde para hacer fotos. Por suerte ese día llegó, el sol salió, y de la mano de Gap hicimos una sesión fotográfica con nuestros hijos, para renovar la “cara” del blog y de las redes sociales en las que estamos. Con tal fin, fuimos al parque para pasar una tarde a puro flash y estreno de ropa que quedó bien bautizada tras algunas pruebas en “los charcos de lodo”. Pero la vida no es perfecta, y tiende a ser más difícil de controlar cuando se tiene hijos. Porque a la inestabilidad del clima se le puede sumar el vaivén de emociones de los niños, con un autocontrol poco dominado, algún berrinche inoportuno y algo …

¡Volver a clases!

Mi hijo empezó el colegio la semana pasada y a mí se me ordenaron los días. El comienzo me tomó por sorpresa, pero una vez que terminó el período de adaptación, pude conectar con lo que yo quería hacer este año. Comencé mi primera clase de yoga y ya siento la gratitud en el cuerpo luego de hacer un gran esfuerzo. Necesitaba estirarme todo lo que podía, para volver a un estado de reposo y comodidad, después de unas semanitas cargadas de preparación para “la vuelta a clases”. Lo mismo pasó con mi hijo y su energía. Ya al final de las vacaciones estaba pidiendo a gritos reencontrarse con amigos, para “luchar”, claro. Fue así como en estos primeros días de clase aprovechó toda esa fuerza almacenada durante meses en los que no pudo ver a “los otros superhéroes”. Con la vuelta escolar, y su respectivo gasto de energía, la casa de repente volvió al equilibrio y la familia se “acomodó”. En estos días de vuelta a clases y comienzos, caí en la cuenta que, …