All posts tagged: vocación

Rosario Viñoly: Pasión, magia y alma

Su nombre es su marca. Y la fue forjando con el tiempo a pura intuición y trabajo. Cada hito que la va acercando a lo que es hoy, parece un toque de magia y destino sincronizados. Empezó por curiosidad e interés, y fue caminando por el mundo del dibujo y del maquillaje, sin saber demasiado por qué ni para qué hacía algunas cosas. Hasta que un maquillaje le hizo comprender que había llegado a la esencia y que quería hacer de eso su profesión. Rosario Viñoly es montevideana, comenzó a maquillar cuando la carrera de maquillaje no existía, ni tampoco los materiales.  Conversamos con ella a propósito de su arte, de esa idea que nos interesa y ronda siempre en Mamás Reales que tiene que ver con descubrir y fomentar la pasión de nuestros hijos. Con habilitar su latir hacia esas cosas que los hacen ser ellos mismos. La vida de Rosario es prueba clara que cuando uno descubre su para qué, los caminos se abren solos. De maquillaje, de su encuentro con Luis Infantozzi …

Sobre el arte de educar y una maestra especial

Desde niña supo que quería ser maestra. Vivió su infancia con su familia en el Prado Chico, cerca del arroyo Miguelete, y el llamado le llegó en voz de un vecino, que necesitaba que le enseñara a su hijo a sumar y restar. “El tambo de este señor estaba a media cuadra de casa y una vez que acepté, empecé a ir tres veces por semana; me pagaba con medio litro de leche al pie de la vaca. Fue así que definí mi vocación, a los 14 años”, recuerda Graciela Genta. ¿Qué es la vocación? le pregunto a esta señora mientras su nieta Jazmín nos espía desde una escalera de la casa. Es domingo, mediodía, y Graciela cumple 83 años. La familia está reunida y el fuego prendido; nos están por llamar para comer pero ella habla entusiasmada. “Es una voz interior que en mi caso me decía que tenía que ser maestra y nada más que maestra”, explica. Y aunque no se da cuenta, se pone en ese rol, porque enseguida trae a un …

El difícil equilibrio

  Por María Fernanda Normey –mamá real y lectora del blog- La maternidad te da una cachetada, te mueve la estantería, y te da vuelta las prioridades. Cambia el vínculo con tu pareja, con tus padres y hasta con tus suegros. Al menos al principio, pero eso es terreno de psicólogos. Una de las cosas que cambió para mí fue el vínculo con mi trabajo. Desde chica me inculcaron que estudiar era lo primero, así que a mis tiernos 24 años ya había terminado la carrera. Luego, dediqué varios años a mejorar en mi profesión, poniendo toda mi energía y dedicando largas horas a trabajar, adquirir experiencia y aprender en el camino. Hasta que pasados los 30 empecé la búsqueda de algo más grande: los bebés. Los míos tardaron un poco, y con algo de ayuda de la medicina llegaron… y llegaron dos al mismo tiempo. ¡Bruta cachetada! Con ellos me enfrenté a un nuevo trabajo, para el que no había estudiado, ni tenía experiencia pero siento que estaba preparada desde hacía mucho más años: el …