Entrevistas
Dejar un comentario

Cata Ferrand: una mamá de “ensayo y error”

A pocos días de la llegada de Simona, la conductora “perfecta” nos cuenta cómo vivió su segundo embarazo, cómo se maneja entre el trabajo y la vida doméstica… y cómo lleva adelante su familia ensamblada.

Se viene Simona… ¿Cómo viviste este embarazo? ¿Fue muy distinto al primero?

¡Sí, diferente! Primero que nada porque estoy viviendo un embarazo de verano y el calor agobia bastante más. Eso sumado a tener una personita de dos años muy activa y con sus procesos normales de quitada de pañales, cambio de cuarto, algo de “mamitis” y “llamadas de atención”, hace que sea bien distinto. Otro ítem no menor es que el cuerpo ya no está “virgen” de este fenómeno físico y químico que es el embarazo y todo se siente más. Como dato y entre nosotras (lectoras y quien les relata), les diré que hasta tengo algo de incontinencia al estornudar o toser (el músculo ya no está igual después de un parto). Es un poquitín denigrante, ¡pero es muy real y a mucha honra!

¿Cómo preparaste a Cayetana, a Flo y a Joaco (hijos de Fede) para la llegada de Simona?

Para mí no existe preparación de libro. Elegí hacerlo con mucha naturalidad y transmitiendo felicidad porque nos sentimos una linda y numerosa familia. Flo y Joaco están divertidos y felices con la noticia, su generosidad es exquisita.  Cayetana (que ya reconoce los beneficios indiscutidos y el amor incondicional de la hermandad) lo verbaliza de una manera alegre y natural. Veremos qué sucede cuando me vea en el rol de mamá-teta-mamá-cansancio-mamá-poco sueño- y mamá-tiempo compartido.

Con los hijos de Fede, van a ser una familia numerosa -para los parámetros actuales- ¿cómo manejás la logística y organización de tu casa siendo una madre trabajadora?

Mientras trabajo en el canal tengo ayuda en el hogar (con Cay incluida) lo cual me da mucho aire y por lo menos las tareas diarias de limpieza están saldadas. Para lo que es la tarde que doy clases en el club y hasta los fines de semana, me manejo o bien con mi mamá que está al 100% para cuando pido, con mi suegra que también es flor de abuela y con amigas o familia -sobre todo primas- que son lo máximo. De cualquier manera Cayetana es una beba que siempre marchó conmigo para todos lados porque es muy serena y equilibrada. Joaco y Flo no dan trabajo y cada día están más grandes. Te diré que soy muy estricta en la prolijidad, aseo, orden y demás,  y me bancan y aceptan. ¡Aunque claro que a veces hay alguna rebelión!!! De la comida me encargo yo, ya sea con algo que compro o cocino feliz, si tengo tiempo.

¿Qué cosas te gustaría que tus hijos heredaran de ti?

La tenacidad, la generosidad de percatarse del mundo que los rodea, el estar atentos a quien los necesita. Me gustaría que trataran de no sobrevolar la vida y las relaciones, que le hincaran el diente aunque no se sientan correspondidos y a veces sea un riesgo porque duela más, que sean responsables, prolijos y ordenados.

También me gustaría que supieran llevar la sonrisa cueste lo que cueste, y que tengan la capacidad de ser agradecidos por lo que tienen, que acepten lo que les toca aun con carencias y defectos, que se quieran y perdonen; que sean seguros pero no soberbios ni avasallantes y que no hagan la vista gorda a las cosas que se deben cambiar, corregir, moderar o erradicar; que lo hagan a consciencia aunque sea difícil.

¿Qué valores de tu familia de origen tratás de mantener en la que estás formando?

La voluntad, la responsabilidad, acomodarse a las vicisitudes de la vida sin quejarse, la unidad familiar inquebrantable aunque a veces pueda verse movilizada; la profundidad y confianza de conocerse realmente con los claros pero también con los oscuros sobre la mesa. Y muchas cosas más.

¿A quién consultás cuando tenés dudas respecto a la crianza, límites o forma de educar?

Ensayo y error. Intuición y capacidad de análisis viendo referentes diversos de nuestra vida. Trato de manejarme equilibradamente y poner el foco sin estresarme. Soy leonina, en el acierto o en el error las cosas son a mi manera, con convicción. Miro para adentro y poco para afuera y… ¡¡¡que sea lo que Dios quiera!!!!

¿Ya tenés conversado el varoncito con Fede??

Ufffff…qué tema que no me da la cabeza en este momento. Y Fede con cuatro ya va a colapsar.  Dios proveerá…je je.

Por Carolina Anastasiadis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s