Entrevistas, Home, Ser
Dejar un comentario

Julio Decaro: Pará y prestá atención, de eso se trata

Aunque es Médico de profesión, desde hace un tiempo, le interesa hablar y pensar en las relaciones humanas, en cómo negociamos entre las personas, en los conflictos que suelen aparecer en esos intercambios y en el manejo de nuestros vínculos significativos.

El Dr. Julio Decaro expandió su formación de origen hacia otras áreas que lo involucran completamente, que tienen que ver con su Ser, y tras estudiar en la Universidad de Harvard, Negociación, fundó una consultora, CMI Interser, para entender este entramado humano que subyace en cada vínculo y que compromete nuestras emociones, sentimientos, historias de vida, etc., etc.

La familia es el escenario donde ensayamos los primeros pasos de la convivencia; es en el seno familiar donde deberíamos aprender a respetar, esperar, negociar, amar, comunicarnos asertivamente y compartir, para después volcarlo en la sociedad. Por eso, siempre suma entender cómo nos vinculamos, qué hay detrás de las conversaciones, cómo podemos progresar para mejorar la calidad de nuestros vínculos más importantes.

De todo esto hablamos con el escritor, conferencista y experto en Negociación, Dr. Julio Decaro. Pasen y lean.

¿Cómo crees que debemos vincularnos con los demás para lograr relaciones sanas?

Es difícil responder a esa pregunta porque la mayoría de nosotros no tenemos un instructivo sobre cómo hacer las cosas. Recién en los últimos tiempos, los humanos le estamos prestando atención a este tema, y aun prestándole atención, estamos cometiendo muchos errores -pero es mejor que antes que nadie tenía idea de nada-.

Primero hay que entender que todos somos víctimas de víctimas, en este mundo no hay que reclamarle nada a nadie. Los papás hacemos lo que podemos con las herramientas que tenemos, condicionados por la propia crianza y la cultura en la que vivimos. Sin embargo, una de las cosas que más respeto, es la importancia de prestar atención a las cosas. Uno va a ser mejor si valora y está atento. La atención que le preste a una persona/situación va a determinar lo que pase con eso; la vida de una persona es aquello a lo que le puso atención. Elegir atender las relaciones interpersonales, la familia, la pareja, los amigos, va a determinar la calidad de esos vínculos. En este mundo de cambios tan vertiginosos muchas veces las cosas cotidianas quedan olvidadas; quedan olvidadas las conversaciones de tiempos largos y los encuentros; a veces los aparatos tecnológicos nos obstaculizan los vínculos humanos, entonces creo que PARAR para atender, es vital.

¿Cómo podemos negociar bien con quienes nos rodean?

El modelo de negociación que proponemos tiene una secuencia lógica de pensamiento que ayuda a preparar la negociación, llevarla adelante y por último revisarla para poder aprender. Lo que hemos descubierto es que la gente que sabe negociar se identifica con estos pasos pero no lo sabía. No es para aplicar en una negociación banal como en “qué comemos hoy”, pero vale la pena en temas complicados que se ven con asiduidad en la familia y en muchos ámbitos.

Todo el tiempo estamos negociando y la mayoría de las personas estamos muy desarmados, no contamos con herramientas. Es inevitable el conflicto y que tengamos diferentes opiniones, el tema es cómo manejarlo de manera asertiva. En una conversación difícil, por ejemplo, hay tres tipos de conversaciones que se suelen dar de forma simultánea: una de lo que pasó, otra que tiene que ver con las emociones y otra que involucra la identidad, que a veces está comprometida en una conversación y por eso es difícil. Está bueno ver estos niveles para poderlo reconocer, para identificar porqué una conversación es complicada, seguramente sea porque aquello de lo que estamos hablando compromete mi identidad, así que se están “tocando” un montón de emociones en ese momento.

Sea con quien sea, es importante preparar las conversaciones y negociaciones difíciles, para ir seguros y confiados.

¿Y cómo se puede saber si una negociación fue buena o no?

Para que una negociación sea buena, debemos sentir que lo que yo acordé con el otro es mejor que mi alternativa. El segundo punto a considerar son los intereses, es decir cuan satisfechos quedaron las cosas que me interesaban, los intereses de la otra persona y los de terceros. La negociación es buena si todos quedaron contemplados de alguna manera.

La otra cosa que importa mucho es si la opción resuelta tiene valor agregado, o sea, si no dejamos desperdicio, si no acordamos algo que es muy pobre comparado con lo que podríamos haber hecho.

Además, es importante que lo que se haya acordado sea legítimo, y legítimo es aquello que tiene precedentes; un criterio de legitimación puede ser por ejemplo la opinión de alguien que sea competente en el tema, los usos, las costumbres, un dato, una cifra que permita saber si el acuerdo que hicimos es correcto o no. La negociación también se puede medir por buena o no, de acuerdo a la calidad de comunicación. Si demoró días una cosa que se podría haber resuelto en una hora, no es bueno. También se debe considerar si pudimos dirimir las diferencias de forma asertiva, civilizada, no agresiva ni sumisa. Finalmente, evaluar si el compromiso que hemos hecho es inteligente, funcional, aplicable, realista y si queda claro qué es lo que tenemos que hacer cada uno.

¿Cómo consideras que está bien usar el tiempo en el transcurso de la vida?

Yo le tengo mucha fe al tema de la consciencia, de ser tú el que está decidiendo qué es lo que vas a hacer. La mayoría de nosotros nos quejamos de que la vida es corta y yo estoy totalmente convencido de que la mal usamos por estar dormidos, porque desde que nos levantamos dejamos que las cosas nos conduzcan, no nos sentamos a pensar acerca de eso, somos totalmente generosos con nuestro tiempo cuando debería ser con la única cosa que tenemos que ser bien avaros y cuidadosos. No hay una receta nuevamente, pero la clave otra vez está en prestar atención, no dejar que la vida nos conduzca sino controlarla nosotros. Uno tiene que prestar atención a cómo quiere vivir, qué es lo que tiene prioridad en la vida de uno y a partir de ahí, empezar a distribuir el tiempo. Hoy en día, existen posibilidades para distraernos todo el tiempo, entre las ocupaciones que tenemos que son cada vez mayores y las posibilidades de entrenamiento, se nos puede ir el tiempo en piloto automático. La recomendación mía siempre es la misma: PARAR Y PRESTAR ATENCIÓN.

Cuando le preguntaron al Buda que reduzca en dos palabras todas sus enseñanzas, lo hizo así: ESTATE ATENTO. Al final del día debemos ser capaces de mirar qué hicimos en la jornada, cómo estuvo, si lo que hicimos fue decidido, o no.

Para terminar, ¿cuál fue tu mayor aprendizaje?

El cambio en mi perspectiva acerca de lo que es la felicidad; antes tenía más esa idea utópica de que todo me tenía que salir bien, todo lo que sucedía me tenía que ser favorable, que todos me tenían que querer. Hoy considero que ser feliz es estar en calma y en paz con la circunstancia que me toca, no se trata de tenerlo todo sino de no desear nada. De estar contento con la realidad en la que me encuentro. Estar feliz con las cosas menores, las cotidianas, las pequeñas. La felicidad en pequeña escala, en la templanza, en los tiempos de conversación largos, en el silencio, en la quietud, en lo cotidiano de los días, en la moderación; esta idea de felicidad va contra todo. Hoy, el mundo propone una vida 180% opuesto a lo que digo. Si algún día el mundo me demuestra que está en lo correcto yo cambio mi mirada, pero hasta ahora eso no ha pasado. Creo que mi aprendizaje va por ahí: darme cuenta de la ineficacia de todos los métodos propuestos para ser feliz, que tienen que ver con apuntar al exterior. Creo firmemente que la verdadera dicha es interna y tiene que ver con el autoconocimiento, con la calma, la quietud, el silencio y lo de todos los días.

Por Federica Cash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s