Entrevistas, Home, Mamáaaaa!
Deja un comentario

Constelaciones familiares: “En cuanto hay reconocimiento, hay sanación también”

Vi la serie “Mi otra yo” a partir de varias recomendaciones y a la vez con mucho prejuicio porque nunca había visto una serie turca y tenía resistencia con ese idioma. Pero me atrapó el tema. Tres mujeres, amigas, adultas, con vidas y personalidades distintas (una que transita una enfermedad, otra exitosa profesional con dificultad de contactar con sus emociones y otra con un matrimonio o marido que es una caja de sorpresas). Asuntos más, asuntos menos, entre las tres reúnen temas que nos tocan a todos.

Pero lo interesante de estas tres mujeres es su búsqueda por estar y sentirse mejor, por sanar (cuerpo, mente, emociones) y su experiencia con las constelaciones familiares (que además se da en el marco de un balneario turco de ensueño).

Terminé la serie (8 capítulos de 50 minutos cada uno, en Netflix) y el lunes contacté a Elina Grosso, psicóloga, consteladora y docente en el Centro Bert Hellinger Uruguay para despejar algunas preguntas que me surgieron como mujer y madre. ¿Qué asuntos puedo tratar en las constelaciones para que mis hijas crezcan con un árbol genealógico más sano y no repitan traumas de generaciones anteriores? ¿Qué tanta libertad tenemos? ¿Cómo me doy cuenta que estoy repitiendo asuntos que no son míos sino de mis ancestros? Acá parte de nuestro intercambio.

¿Qué tan libres somos, siendo que venimos de un árbol genealógico que nos afecta siempre?

Lo que nos muestran las constelaciones es que estamos unidos a nuestro sistema de origen que, de alguna manera propició nuestra existencia, tanto si conocemos a nuestros padres o no. Formar parte de un sistema familiar no va a determinarnos pero sí a condicionar nuestra libertad. En constelaciones se trata de trabajar reconociendo este arte de que estamos unidos y estamos libres a la vez. Tengo un margen de acción, pero en la medida que reconozco la unión a mi sistema familiar de origen, cuando reconozco en qué dinámica puedo estar implicada, empiezo a tener más libertad, sobre todo en asuntos que se repiten una y otra vez.

¿Qué tanto puede ayudarnos sanar los vínculos con ancestros o con pares en el árbol?

En constelaciones de lo que se habla es de reconocimiento, más que de “sanar”. Bert Hellinger, el creador de las mismas, habla de que existe un “orden del amor” que se llama igualdad. Lo que esta igualdad expone es que todas las personas de la familia tienen el mismo derecho a pertenecer, no importa qué hicieron o no hicieron, si los condenamos por sus acciones o no, tienen derecho a formar parte de la familia. Muchas veces, lo que ocurre es que los condenamos por alguna acción (infidelidad, alcoholismo, violencia), entonces a veces los excluimos; en la familia no se habla más de esa persona porque hizo algo muy difícil o vergonzoso o traumático que afectó a algunas personas del grupo. Lo que pasa en la realidad y vemos, es que algunas generaciones después, alguien empieza a comportarse de la misma manera que esa persona excluida.

¿Podés poner un ejemplo real?

Es frecuente que si un hermano de la madre es alcohólico y violento, algo difícil de asimilar, esa madre dice “de mi hermano no se habla más, no lo soporto”, o lo que sea. Lo que puede suceder es que esa mujer tiene un hijo varón, con una niñez y adolescencia normal y que, de repente, ese hijo empieza a consumir alcohol y empieza a comportarse de manera violenta. Los padres se preguntan qué hicieron mal y lo que pasa ahí es que ese hijo está inmerso en un sistema familiar, en pautas de su familia de origen, y lo que actúa es que trae a esa persona excluida. Por eso en constelaciones se habla de reconocimiento.

Hay que ver de qué manera esta mujer asimila, interioriza, digiere a su hermano y reconoce que forma parte de su familia. En la medida que ese reconocimiento se hace, el hijo de esa mujer queda más libre para hacer su propia vida y ya no estar identificado con su tío. En cuanto hay reconocimiento, posiblemente hay sanación también.

¿Qué es sanar y de qué manera se logra en una constelación?

En una constelación de lo que se trata es que la persona pueda venir con una problemática de cualquier índole, pero debe ser un problema en donde la persona tenga un margen de acción. No aceptamos constelar a una persona que plantea, por ejemplo, que quiere sanar a sus abuelos fallecidos. La confusión central que hay en las constelaciones es que parece que van sobre el pasado pero las constelaciones no van al pasado, van sobre el presente y el futuro.

Lo que se trabaja primero es cuál es la imagen interna que tiene la persona sobre su problema. Ahí se trabaja con esa imagen interna mediante frases de solución o movimientos de los representantes, para que la persona pueda visualizar o interiorizar una imagen interna distinta de ese problema que traía.

Sanar es ayudarla a ir a su objetivo, hacia un relacionamiento distinto con su pareja, padre, abuelo, con el dinero, con lo que tenga que ver su asunto a tratar. Se trabaja en esa dirección y vamos a ver si hay alguna pauta sistémica activa en la familia. Sanar tiene que ver con lo que querés trabajar y lograr, qué hechos y personas de la familia necesitan ser reconocidos y asimilados para que tu estés más libre y hacer tu propia vida.

¿Creés que las contelaciones sirven a todos?

Lo central es que las constelaciones son una puerta. No empujan a nadie. No dicen cómo vivir o qué hacer. De alguna manera lo que plantean es que, si ampliamos la mirada, miramos sistémicamente, y reconocemos hechos no digeridos, duelos abiertos, hay otra posibilidad para vos. Siempre es una puerta. Quien hace la constelación es libre de decidir si cruza esa puerta o no. Es muy vivencial el proceso. A veces implica asimilar situaciones o emociones difíciles. A veces la persona sigue el proceso sola y a veces lo que quiere o necesita para asimilar eso es un proceso de psicoterapia.

¿Que podemos hacer los padres para que nuestros hijos crezcan o nazcan con un árbol sano?

Si somos seres humanos y estamos vivos, algún asunto abierto tenemos o vamos a tener. Y posiblemente nuestros hijos también. Ese asunto abierto muchas veces se puede volver un motor para encontrar respuestas o soluciones en la vida. Desde ahí lo primero importante es bajar un poco la expectativa de querer hacerlo todo bien. Reconocer eso, que no hay forma de hacerlo perfecto, es importante. Teniendo en cuenta esto, las constelaciones sí dan algunas propuestas si miramos sistémicamente. Lo primero para que los hijos estén más plenos, es que los padres tengan una buena mirada uno sobre el otro; o sea que madre y padre se miren con respeto, se reconozcan. Si un hijo siente que una madre no respeta al padre, para ese hijo es difícil tomar la vida que viene de su padre. Eso arma lío. Lo otro tiene que ver con la individualidad de cada padre o madre. Preguntarte qué asunto tengo abierto yo como adulto y trabajar en ello. En la medida que yo me ocupe de mis asuntos, mi hijo es más libre.

¿Se puede constelar cuando no tengo adultos a quien preguntar o si soy adoptado?

Sí. Sin problema.

¿Qué dolores o patrones son típicos de árboles genealógicos con asuntos pendientes?

No hay un patrón específico. Se ve de todo. Pero sí se ve que los grandes asuntos de la vida no son tantos. Los temas que realmente tenemos abiertos, o nos afectan, tienen que ver con la vida, la muerte, el amor, los vínculos y el dinero. Lo nutritivo de esto es que si voy a un taller de constelaciones y no constelo yo, igual puedo nutrirme de aquello que voy a ver.

Los asuntos que tenemos abiertos muchas veces se convierten en trauma porque faltó tiempo, espacio y presencia. Tres factores centrales para asimilar y digerir cualquier asunto difícil. Lo abierto tiene que ver con eso. La presencia es que hay otro que me mira a los ojos y me deja ser y sentir lo que siento, me acompaña. Cuando se dan esas condiciones, la persona se transforma.

Por Carolina Anastasiadis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s