All posts tagged: día del niño

Un regalo para compartir (en la cama o en la cocina)

Se viene el día del niño y lo cierto es que la mayoría de los papás pasamos por la juguetería. A veces eso me genera un sentimiento de contrariedad….”¿otro juguete más?” “¡Ya tiene de todo!”…y el peor: “¿Qué le compro?”… La solución que encontré en este último tiempo es regalar algo que implique tiempo compartido, algo que disfrutemos todos: Juegos de caja que inviten a la reunión familiar, libros para leer en las noches…y ahora di con “La cocina de Pipa”, un libro divino que es a la vez para compartir en la cama o en la cocina (en especial para niños + 2) ¿Por qué elegí este libro? Mi hija más chica se copó con las ilustraciones de las frutas y las verduras que Sofía Azambuja, la autora, presenta por estación. Francisca está aprendiendo los alimentos en el jardín y ya los reconoce, y de paso aprende qué fruta o verdura se encuentra en su esplendor en cada momento del año. Mi hija mayor, Alfonsina, ya se copa con los contenidos un poco más …

Día del niño (¡con premio!)

Si hay algo que caracteriza a la infancia, son esos momentos memorables que recordamos y añoramos a medida que pasan los años. Paseos en bicicleta, porrazos varios, jugar sin mirar el reloj, salidas con abuelos, meriendas con amigos, tarde de dibujitos, pelotas con los primos, y esa libertad infinita tan propia de los primeros años. Se viene el día del niño y queremos invitarte a mandarnos una foto de tu hij@ pasándola bien… ¡donde sea! Entre quienes participen enviando su foto, sortearemos un hoodie de GAP para tu hij@ en su día. Recibimos la foto por FB, Twitter y en los mails carolina.mamasreales@gmail.com y federica.mamasreales@gmail.com. ¡¡El jueves sorteamos!!   PD: Y además, una invitación para que ellos se diviertan, pinten, merienden y anden en bicicleta… El jueves 17 a las 17 hrs. en GAP de Montevideo Shopping, se festejará el Día del Niño a lo grande! Y al final del evento, se sorteará una bici Chillafish!!! Después no digas que no avisamos.

“¡Mami nos olvidamos del Día del Niño!”

El otro día fui a buscar a mi hijo al colegio y me encontré con una imagen que me conmovió. Una camioneta llena de niños sentados uno arriba del otro como sardinas enlatadas. Dicha imagen, difícil de ver hoy por hoy, -aclaro que no vivo en Montevideo, vivo en un lugar muy tranquilo- me trajo recuerdos imborrables de mi niñez, de las idas y vueltas del colegio en una camioneta llena de hermanos y primos en donde no entraba una alfiler más. Dejo en claro que con este relato, no estoy haciendo apología de cómo nos manejábamos antes en relación a la seguridad en los autos, simplemente me emocionó al llevarme a mi pasado. Hoy cada niño tiene su silla, su cinturón, su seguridad máxima. Y el progreso justamente tiene que ver con la toma de consciencia que hemos ido adquiriendo con el avance de la humanidad. Como padres, estamos constantemente bombardeados de información que proviene de incesantes investigaciones, que nos obligan a estar todo el tiempo evaluando, midiendo, cuestionándonos si esto estará bien, mal, si “x” situación vivida le repercutirá …

¿Jugás?

Es cierto que la maternidad llega con un montón de responsabilidades y quehaceres inevitables. Ya desde el embarazo hay que lavar la ropita con jabón neutro y plancharla, preparar el cuarto, pensar en las necesidades que tendrá ese nuevo ser… y más tarde el niño nos presenta una lista larga de desafíos vinculados a la crianza. Pero también es cierto que la maternidad/paternidad trae una enorme green card que nos permite hacer cosas que a nuestra edad, no nos permitiríamos de otra manera. Cuando hay un niño en casa (hijo, sobrino o niño prestado), nos permitimos jugar y experimentar como cuando éramos chicos. A través de sus ojos, gestos de asombro y alegría al experimentar cosas nuevas, nosotros redescubrimos sabores, olores y juegos que nos transportan a esa etapa que en la mayoría de los casos atesoramos como uno de los momentos más especiales de la vida. Si sos una mamá, papá, tía o abuela que a pesar de los años, disfruta de tirarse al piso a jugar… de ponerse una túnica y hacer enchastre …