All posts tagged: mindfulness

Beatriz Peco: “Como padres podemos llevar a los niños a las clases de todo, resolver la maternidad, pero no habitarla y ahí se pierde conexión”

Es argentina y acaba de venir a Uruguay a un retiro de silencio. Es fonoaudióloga de profesión aunque antes estudió la carrera de Comunicación por su gusto por el arte, lo creativo, lo lúdico y sobre todo, las relaciones interpersonales. Una vez fue invitada a ver a una persona que trabajaba con estimulación temprana con bebés y supo que lo suyo era eso; desde hace 20 años se dedica a trabajar con chicos que tienen desafíos en su desarrollo, socialización y comunicación. Para ello se vale de todas las herramientas que incorporó a lo largo de su vida, incluida una que considera fundamental para estar conectado con uno mismo y desde ahí con el bebé o niño: el mindfulness. Con Beatriz Peco hablamos sobre la comunicación madre-bebé y sobre la importancia de la “presencia” -que no es solo física- para conectar de verdad con los hijos. ¿Cuándo empieza la comunicación con el bebé? Al principio esa comunicación se da por imitación, según afirman los científicos; lo primero que hay entre la madre y el bebé …

¡Mindfulness en Familia!

¡Tenemos una propuesta muy linda para hacerte! El sábado 29 de setiembre entre las 10 y las 13 horas en el Parque Rivera, Proyecto Mindfulness organiza una actividad de mindfulness en familia al aire libre y sin costo. La propuesta está dirigida a familias con niños de entre 5 y 11 años. Se trata de un espacio vivencial para aprender a cultivar el mindfulness (atención plena) con los más pequeños, pudiendo convertir cada momento en valiosos instantes compartidos.  La práctica del mindfulness nos invita a parar y tomar consciencia de lo que nos ocurre aquí y ahora, en el cuerpo, en la mente y en el corazón, permitiéndonos estar más conectados con nosotros mismos y con los demás, en los diferentes ámbitos que nos movemos: familia, escuela, trabajo, con pares y amigos. Atención! La actividad se suspende por lluvia.  Por más información e inscripciones: educacion@proyectomindfulness.com

Una crianza “mindful” es posible

La palabra Mindfulness significa “atención plena” y es una herramienta que promueve detenerse en el aquí y ahora para experimentar la realidad sin los filtros del pensamiento y la razón, sin juzgar, con una actitud consciente. La práctica del método sistematizado por el doctor norteamericano Jon Kabat Zinn, confirmó científicamente que si uno aplica la atención plena durante ocho semanas, es posible cambiar patrones de la mente que a veces nos llevan a decisiones impulsivas o no del todo adecuadas. Gritos y rezongos innecesarios, por ejemplo.  En el mundo, desde hace más de una década, el mindfulness ha sido tomado por psicólogos, médicos y psiquiatras para colaborar con los pacientes en la reducción del estrés y la ansiedad. Personalmente hacía tiempo que coqueteaba con la idea de emprenderme en este tipo de meditación consciente y, este año, me animé. Claro que no hay fórmulas mágicas para desprogramar patrones usados  más de 30 años, pero aseguro que su práctica es luminosa. Ayuda a observarse en las acciones, en los sentimientos, en las respuestas, en los pensamientos …

Niños tranquilos y atentos como una rana

¿Alguna vez se descubrieron gritando a sus hijos para que ellos dejaran de gritar? Seguro somos varias quienes levantamos la mano. En el mejor de los casos, tomamos consciencia del hecho y sentimos vergüenza. La maternidad te obliga a mirarte en modo panóptico, a cuestionar tus propias acciones y hasta la forma de administrar tus emociones. No hay escuela en esto último y a veces se nos hace difícil vivir la emocionalidad tal cual nos gustaría verla en nuestros hijos. El estrés, la rutina ajetreada, las noches sin dormir, a veces nos saca reacciones que no elegimos. En esta búsqueda por encontrar calma emocional di con algo que empezaré a nivel personal en breve, y que hoy tiene varios programas adaptados a los pequeños: Mindfulness. Se trata de una herramienta que invita a auto-indagarse, a descubrir nuestros propios sentimientos y sensaciones, y ayuda a mirar con atención esos pequeños detalles que en el trajín diario se escapan y son, nada más ni nada menos, que las piezas con las que se arma el gran puzzle …