Mamáaaaa!
Dejar un comentario

¡Chau mosquitos!

Se acerca el verano y además del protector solar, hay otro infaltable en la lista de lo que debemos llevar en el bolso o valija: ¡el repelente!

Aunque no esté en el tapete el tema aún, no pasarán muchas semanas sin que vuelva a hablarse del Zika, del dengue y ainda mais.

Así que antes de que entres en pánico, te pasamos información calificada sobre cómo protegerte y proteger a los tuyos de los mosquitos.

Si tu bebé tiene menos de 6 meses…

No puede usar repelente. Su piel es muy fina aún y eso favorece la absorción de lo que le apliquemos (¡y puede ser tóxico!… o generar alergias).

Para aislar a los bebés de los mosquitos….

Podés colocar en la cuna o cochecito un mosquitero (los venden sueltos en cualquier tienda de artículos para bebés).

Lo ideal es que el bebé use ropa de manga larga o esté lo más cubierto posible. Se sabe que los perfumes pueden atraer a los mosquitos… así que mejor, ¡evitalos! (ellos tienen ese perfumito a bebé de manera natural… ¡y es divino!)

Los aires acondicionados y los ventiladores ayudan a evitar que los mosquitos estén en el ambiente.

Aunque sea difícil en verano si te fuiste a una casa con fondo, tratá de mantener a tu bebé lejos de aguas estancadas, jardines con flores, pasto o lugares donde siempre hay más insectos, especialmente al anochecer y atardecer.

Si tenés niños mayores a 6 meses…

  • El repelente debe siempre aplicarlo un adulto.
  • Nunca debe aplicarse en zona irritada o dañada (lastimaduras).
  • Evitar el contacto del repelente con ojos, labios y narinas.
  • Aplicar repelente solo en piel expuesta -no cubierta por ropa-.
  • En el caso de un repelente en spray, aplicar en las manos primero y luego aplicar en la cara.
  • Tener en cuenta que los colores de los envases no se relacionan con la concentración del activo que ahuyenta los mosquitos.
  • Es importante saber que la presencia de mayor concentración de DEET (el activo del repelente) en el producto NO se relaciona con la eficacia del mismo sino con el tiempo de duración del efecto repelente.

Frecuencia adecuada de uso de repelente…

  • Niños de entre 6 meses y 1 año: no aplicar repelente más de una vez por día, o hacerlo hasta dos veces diarias, siempre que la concentración de DEET sea menor a 10% (es la concentración que tienen los repelentes “para niños” o “kids” y siempre está indicada en el envase).
  • Niños/as de 1 a 12 años: se recomienda no aplicar más de 2 veces por día. Y en mayores de 12 años se sugiere no aplicar más de 3 veces al día.

Algo importante:

La toxicidad del repelente que se usa durante el día es acumulable, por eso, lo ideal es elegir los momentos para usarlo y, sobre todo, evitar aplicar repelente cuando la protección puede darse de otra forma si el niño está dentro la casa o en cualquier otro lugar cerrado (para dormir, por ejemplo). En estos casos, lo aconsejable es evitar repelente y recurrir a métodos alternativos para liberar el ambiente de mosquitos (mosquiteros, mata-mosquitos en spray, tabletas).

Por C. A -en base a entrevista con Dermatóloga infantil-locion-antimosquito-x-100-cc-ean-7891010007263

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s