Entrevistas, Home
Dejar un comentario

Cocinales hoy, ¡es para siempre!

Hace varias semanas que mi hijo de seis años me trae de vuelta lo que lleva de merienda. Bananas, manzanas, galletitas de arroz, maní, cualquier cosa que sea saludable regresa a casa con el siguiente argumento: “Es que mamá, todos llevan alfajores, galletitas, cosas ricas, no entendés”, me dice. ¿Y qué se puede hacer contra eso? ¿Cómo enseñarle a comer bien cuando el entorno no ayuda?

Hace días se comunicó UNICEF con nosotras para que le ayudemos a difundir su campaña que intenta conscientizar sobre la importancia de comer sano, promocionando la comida casera que además de contener más nutrientes que la ultraprocesada, tan presente hoy por hoy, incentiva los momentos compartidos alrededor de una mesa familiar.

Para conocer la campaña y buscar soluciones que nos ayuden como mamás y papás a lograr este propósito, conversamos con Isabel Bove, a cargo del área de Salud del organismo.

¿A qué se debe el aumento de obesidad en la población infantil?

El rápido aumento en la incidencia de sobrepeso y obesidad no puede explicarse exclusivamente por cambios en los estilos de vida de los adultos. Las condiciones en el embarazo, la infancia y la adolescencia también son determinantes. El exceso de peso comienza desde el útero. En el país, la mitad de las mujeres al inicio del embarazo presenta sobrepeso u obesidad, lo que aumenta la predisposición de sus hijos. El 12 % de los niños menores de cinco años presenta obesidad, cifra muy superior a la observada a nivel mundial (5 %) a pesar de la preocupante epidemia globalizada. El sobrepeso en niños de nueve a trece años aumentó desde 31 % en 2009 al 40 % en 2016.

El sobrepeso y la obesidad producen problemas de salud a través del ciclo de la vida. Los adultos obesos tienen mayores tasas de mortalidad a edades más tempranas; los niños escolares con sobrepeso comparados con los niños con peso normal tienen el doble de riesgo de hipertensión, mayor predisposición a la diabetes, asma, enfermedades del hígado, problemas respiratorios y del sueño. También sufren los efectos psicológicos de baja estima, depresión, aislamiento social y menor rendimiento escolar. El sobrepeso y la obesidad durante la infancia persisten en la etapa adulta y conducen a problemas de salud a lo largo de la vida.

Este aumento se debe, principalmente, a los cambios que ha habido en la forma de comer:

  • La falta de hábito de cocinar en casa
  • El exceso de consumo de productos ultraprocesados, envasados o listos para consumir
  • La tendencia a comer en cualquier momento y lugar

¿Cómo podemos cambiar la pisada? ¿Qué propone UNICEF?

Para UNICEF, el desafío está en sensibilizar a las familias sobre la necesidad de generar un cambio en la alimentación en favor de la salud, el bienestar y el mayor rendimiento.

Para eso procura reforzar algunos conceptos:

  • La alimentación poco saludable tiene consecuencias negativas para la salud a corto, mediano y largo plazo.
  • El sobrepeso y la obesidad en la infancia constituye un problema para el presente y el futuro.
  • Los productos ultraprocesados tienen exceso de azúcar, grasa y sal, y contienen sustancias artificiales que no son convenientes.
  • Los alimentos que se comercializan como adecuados para niños no deben ser consumidos de forma frecuente ya que no sustituyen a los alimentos naturales. El 90 % contiene azúcar en exceso.
  • Las preferencias que se determinan en los primeros años de vida: el embarazo, la lactancia, y en la etapa de incorporación de alimentos sólidos, marcan las preferencias para el futuro. Las familias y cuidadores son el modelo.
  • El embarazo y la infancia son momentos clave para generar hábitos saludables y definir qué alimentos se van a consumir el resto de la vida.

¿Qué beneficios tiene la comida casera?

Nos planteamos la cocina como una oportunidad de intercambio con nuestros niños. La familia es un modelo que los niños van a seguir ya que a comer, se educa. Alimentarse distraído o mirando una pantalla tiene consecuencias negativas para la salud.

  • Cuando cocinan en casa pueden decidir los ingredientes y las formas de cocción.
  • Pueden controlar la cantidad de sal, el azúcar y el tipo de grasa.
  • Cocinan sin colorantes, conservantes ni otras sustancias artificiales.
  • La comida casera amplía el abanico de alternativas saludables.

La rapidez con la que vivimos y las numerosas responsabilidades, nos lleva a no planificar las comidas, ¿cómo podemos ganarle a esto? ¿Qué soluciones plantea UNICEF?

Cocinar no es una pérdida de tiempo, sino que es una inversión en salud. Los sabores y los olores de la cocina de la casa formarán parte de los recuerdos y las emociones del niño durante toda su vida. El cocinar debe ser pensado como una actividad compartida en el hogar.

Comer de manera saludable no necesariamente lleva más tiempo, sino que requiere informarse y organizarse. Para eso es importante conocer alternativas y herramientas para organizar comidas saludables en el hogar.

Cuando nos pongamos a cocinar no cocinemos para un solo día. Es una realidad que trabajamos muchas horas al día y que el tiempo es escaso. Por tanto, es una maravilla abrir el freezer y encontrarnos con una salsa, con unas verduritas que ya están prontas y solo tener que hacer un arroz o unos fideos y agregárselas y listo.

Cuando vamos a comprar, elijamos productos naturales. Si tiene más de tres ingredientes ya sabemos que no es un producto natural. Ponemos todo lo más natural en la chismosa que hemos llevado. Buscamos dentro de los congelados, lo que son verduras congeladas, arvejas congeladas, choclo, brócoli, coliflor congelado, cosas que nos facilita la cocina. Buscamos latas, porotos, lentejas, garbanzos que a veces cuesta tanto cocinarlos. Atún, sardinas, alimentos integrales como avena, como polenta, arroz integral, son muy sanos y tienen mucha fibra. Y cocinar con mucha fruta y mucha verdura sobre todo, consumir aquello que sea de estación que es más barato y tiene más nutrientes.

Por Federica Cash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s