Entrevistas, Home
Dejar un comentario

Bebeteca, una experiencia artística para bebés

Integrar libros y música, de eso se trata Bebeteca. La idea de Gabriela Mirza que empezó como una propuesta en un colegio, fue ganando espacio y hoy se comparte en todo el país a través de un proyecto mayor que es “El sonido de los libros”.

“Mi Bebeteca es como una biblioteca pensada para los más chiquitos en donde la forma que tenemos de mediar entre ellos y esos libros es a través de encuentros en donde conviven libros, música y sonido”, resume Gabriela, que se define como “mediadora de lectura” y es además escritora.

¿Por qué te parece importante el acercamiento a la lectura desde tan temprano?

Por muchos motivos. Pienso que ofrecer libros es ofrecer posibilidades, más allá de cómo sean los libros y de qué características tengan, de sus contenidos. Tener la posibilidad de recurrir a un libro en distintas ocasiones de la vida me parece que es una habilitación que nos damos como humanos. Siendo bebés es el momento más propicio para iniciar el camino, que claro que puede empezar más tarde, pero en esa primera etapa de la vida se tiene una avidez que luego no es tal o es más difícil, como con todos los conocimientos. Entonces integrar los libros a nuestra cotidianidad desde que nacemos puede facilitar o favorecer que los libros nos acompañen por el resto de la vida.

El libro no es solo la materialidad del libro, también tiene que ver con el acceso a la información, al conocimiento, con la posibilidad de introspección.

Has dicho que “los niños necesitan arte”. ¿A qué niveles creés que ese acceso repercute en la vida?

Estoy convencida que los niños necesitan arte. La cultura es uno de los derechos básicos que tiene el ser humano. En el caso de los niños y los bebés, el juego en ellos es natural y está presente todo el tiempo. El arte tiene un componente lúdico que es algo natural para los niños, hay un nivel exploratorio que comparten arte y niños que no habilitamos si no ofrecemos arte a los niños. Separar el arte de los niños es como negarles a ellos una característica esencial suya. A veces tratamos a los niños como adultos y eso más que habilitar o abrir posibilidades, cierra.

En la Bebeteca la palabra “no” casi no se usa. ¿Por qué esa opción?

Eliminar el “no” tiene que ver con que la Bebeteca es una propuesta en donde muchos por primeras veces están en contacto con libros. Llenar ese momento de “no”, no facilita que quieran volver a ese estado de ensoñación con los libros. El “no” a veces lo usamos por miedo a que el libro se estropee o que lo usen de modo inadecuado. El bebé explora, eso es lo natural, y mientras más explore, más posibilidades va a tener, así que lo natural es que quiera investigar. En esa investigación es probable que lleve el libro a la boca, que lo manipule de una manera un poco fuerte para la materialidad del libro, y que este se estropee. Eso no quiere decir que nos dé placer que se estropeen los libros, pero cuando un libro se destruyó porque un bebé lo está usando, bueno, es una muerte muy digna para un libro.  Lo que queremos evitar en Bebeteca es que aparezca el “no” como un gigante que atemorice el vínculo, que no aparezca el “esto no, así, no lo chupes, no te detengas tanto en una página, pasá a la otra”, como si hubiera una sola manera correcta de leer.

Con los niños más grandes estamos muy acostumbrados a decir todos los “no” primero, que a veces está bien para poner un marco, pero en el caso del libro que no tiene mucho que ganar frente a las pantallas, la computadora, las tablets, a no ser que le pongamos mucha energía, propongo decirle que sí al libro y buscar las estrategias para que despliegue con más libertad lo que está necesitando.

¿Cómo es un taller de Bebeteca?

Un taller de nuestra Bebeteca es una ronda de adultos con sus bebitos, generalmente hasta 2 años aunque no somos rígidos en eso. En esas rondas intentamos generar momentos lindos, para que esos bebés se lleven una linda imagen de los libros, en un entorno querido para ellos. Ese es el objetivo general, que los libros y sus seres queridos queden en un único recuerdo. Para eso intentamos que sea muy disfrutable y lo logramos a partir de muchos detalles. Está lleno de libros que están al alcance de todos, y nosotros como mediadores vamos guiando una secuencia lectora, pero también la vamos cambiando según la atención de los bebés que siempre es distinta. Dura más o menos una hora y hacemos todo lo posible para que esos bebés pasen lo mejor posible en el encuentro con los libros.

*Info: La próxima Bebeteca es el 21 de setiembre. Más info en elsonidodeloslibros.uy

Por Carolina Anastasiadis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s