Mamáaaaa!
Comments 3

Cande: una niña “UP”

Me había llegado por varios lados la noticia de su blog. Al estar en el rubro, la gente me comentaba: tenés que conocer esta página ¡te va a encantar! Y al cabo de unas semanas entré, y tuve la suerte de conocer a Cande y a su mamá, a cuál de las dos más luminosa.

Debo confesar que tengo especial predilección por los niños con síndrome de down; me inspiran amor, inocencia, ternura. Y Cande no fue la excepción, porque estos niños no solo son especiales por tener ese famoso cromosoma de más, también lo son por tener muy desarrolladas sus emociones, sus sentimientos y su empatía. Ellos siempre se encuentran disponibles para un mimo, un beso, un abrazo. Y parece ser que aquello que a nosotros nos roba la adultez y que tan a flor de piel tenemos cuando niños, en ellos jamás se borra.

He tenido la fortuna de conocer de cerca a varias personas con síndrome de down, y en todas ellas veo una capacidad ilimitada de amar, de seguirse asombrando, y de vivir como niños siempre. A diferencia de nosotros, “los grandes”, ellos no se cuidan, no andan por la vida con miedo, y se presentan ante los demás como lo que realmente son: auténticos niños felices, tengan la edad que tengan.

Cuando llegué a lo de Cande, Alfonsina abrió la puerta. “La chinita”, como le dicen ellos, se arrastraba por toda la casa, contenta y despreocupada. Nosotras nos sentamos a tomar un café mientras “la chinita” revoloteaba alrededor de la mesa. El día estaba soleado y entraba mucha luz por la ventana. Al verlas, recuerdo que pensé, qué suerte tiene Cande de haber nacido en esta familia y qué suerte tiene esta familia de haber recibido a Cande.

Con Alfonsina hablamos de muchas cosas; esta mamá estudió arquitectura y luego de un tiempo de trabajar en un reconocido estudio, se dio cuenta que no era lo suyo. Necesitaba trabajar en algo que atravesara sus emociones, con lo que se sintiera involucrada. Fue así como llegó a “Un Techo para mi país” (hoy “TECHO”), primero como voluntaria y luego como Directora, donde tuvo que radicarse en Chile. Así comienza su vínculo con el país andino, de donde es Martín, su actual marido.

Después de conocerlo en un casamiento, supo que se casaría con él, y así fue; pero lo que desconocía en ese momento era que este hombre le enseñaría a amar, aceptar y agradecer cada día la llegada de su segunda hija, con síndrome de down.

Alfonsina cuenta que apenas tuvo a su bebé sintió mucha tristeza, bronca e indignación, no entendía por qué la gente le decía que era una bendición. En cambio, le sorprendió la actitud de su marido; Martín no solo estaba feliz con su hija recién nacida sino que además sentía gran orgullo por ella. La mostraba al mundo con amor. Alfonsina, emocionada, cuenta que la actitud que adoptó su marido la ayudó a agradecer la vida de Cande hasta el día de hoy.

La respuesta de Iñaki, su primer hijo, también tuvo mucho que ver en esa aceptación. El niño desde el primer momento la incorporó a su vida con alegría y con deseos de protegerla, como buen hermano mayor. Desde el principio supo verla a ELLA, a su hermanita, sin identificar el síndrome de down.

Pero la que más le hizo cambiar de opinión fue la propia Cande, que con su magia se trasformó en el motor afectivo del hogar.

Hoy “la chinita” tiene 1 año y cuatro meses, y Alfonsina es feliz con su niña. Se las ve radiantes, compinches y fortalecidas.

Inspirada en esta historia de amor surge el blog http://www.candedownsideup.com, donde Alfonsina busca compartir el día a día de la vida de Candelaria “para invitarnos a descubrir que la vida con Síndrome de Down es una Vida UP”.

Así como la vida sorprendió a esta familia con un ser tan especial, les sugiero que entren y conozcan este espacio ¡no se van a arrepentir! A mí me emocionó…

Familia Cande 2

Por Federica Cash

3 Comments

  1. Pingback: Cande: una niña “UP” | agostinavivalavida

  2. Fylgia Wessiggk says

    En el dia de hoy que mi hijo Alexander tiene 35 años, no me canso de contar la felicidad me ha causada tenerlo y el cambio de mi vida, por eso es que donde quiera encuentro un tema de la familia down la leo, y comparto la felicidad que sienten cada padre. Dios bendiga las familias down.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s