Entrevistas, Home
Dejar un comentario

Prepararse para parir

Jenny Kozlow vive en Costa Rica, dirige PREVIDA y desde allí ha preparado a más de 6000 parejas para el nacimiento de sus hijos. Tiene más de 30 años de experiencia en esta área y es de las entrenadoras de educadores prenatales más reconocidas del mundo.

Llegó a Uruguay para brindar unos talleres y la consultamos sobre los principales cambios que ve en la preparación del parto, en la sociedad, en las madres en general y además aprovechamos para pedirle 3 consejos para mujeres a punto de dar a luz.

¿Cuáles son los principales cambios que has notado en la educación prenatal en estas tres décadas de trabajo?

Yo diría que el mundo está como al revés. Cosas que faltaban a la ética hace 20 años, ahora son aceptadas. Hoy hay médicos que prefieren no hacer partos y sí cesáreas y nadie los cuestiona. La normalización de la cesárea es algo de esta época y el parto natural o vaginal es visto como más riesgoso. Es una polémica polarizada y no tiene sustento científico ese riesgo que se le atribuye a los partos; muchas personas están del “lado” de la cesárea por temor.

Otro cambio que veo es que todas las mujeres trabajan y regresan a sus compromisos laborales poco después del nacimiento de su bebé. La sociedad no está reconociendo que volver al trabajo causa un duelo y un gran conflicto en esas madres, ya desde el embarazo, imaginando el momento en que tiene que dejar a su hijo.  Inconscientemente hay un distanciamiento con el bebé para no sufrir la separación y una insistencia del entorno para que el bebé sea independiente mucho antes.

La falta de paciencia es otra característica de este tiempo; esa necesidad de aprender algo solo si la recompensa es inmediata y si no requiere de mayor esfuerzo. Las parejas no tienen experiencia con la adversidad ni la incomodidad. No están dispuestas a realizar algo que las someta a tener paciencia o esforzarse un poco, les resulta intolerable. La misma lactancia materna es así. Hace 20 años la lactancia no era tan complicada, no teníamos tantas quejas.

¿Cuál es tu principal “lucha” hoy desde tu lugar de educadora perinatal?

Creo que una de las frustraciones más grandes mías al trabajar en el movimiento del parto más respetado, es que tanto las promotoras del parto humanizado como los profesionales sanitarios están igualmente protocolizados. Cada lado tiene sus ideas muy fijas y eso causa una reacción a la defensiva de parte de cada grupo.

Otra lucha muy grande de hoy es que el temor está detrás de absolutamente todo. Todas las decisiones que toman las parejas, las nuevas familias, vienen desde un lugar de desconfianza y temor, y son las mismas figuras de autoridad que en vez de dar una contraparte y explicar por qué no es necesario temer cosas que son normales, desde la primera cita dan razones para cuestionar que van a poder. En el último mes del embarazo, ante palabras como “cordón umbilical” o “líquido meconizado”, la reacción inmediata de las parejas es “haga lo que hay que hacer, saque al  bebé”; el miedo no trae ni empoderamiento ni satisfacción.

¿Qué tres cosas le diría a una embarazada para que tenga presente a la hora de parir? 

Si quiere un parto lo menos medicalizado posible, es importante llegar al hospital con la labor bien establecida. Hasta los 5 centímetros de dilatación, estamos en una fase de “observación”. Durante esas horas previas, es bueno tener la visita de una partera o doula que esté en la casa para revisarla, para no ir antes de tiempo al hospital. Al llegar al hospital, lo que sigue es una revisión, no una inmediata hospitalización. Lo ideal es internarse cuando las contracciones son regulares, establecidas, con un patrón constante.

Otra cosa es contar con un acompañamiento respetuoso en todo momento. Invertir en compartir con esa persona lo que realmente una va a necesitar y elegir a alguien que pueda acompañarnos sin juicio, con mucho cariño, amor y apoyo.

Y no puede quedar sin mencionar que haber tomado un curso de preparación de varias sesiones importa. Existen herramientas que se pueden adquirir en esos cursos que pueden hacer toda la diferencia.

Por Carolina Anastasiadis

Por info sobre los talleres : ed.perinatal.uru@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s