All posts tagged: madres

Cómo ser la peor mamá del mundo

Una noche, chateando con una amiga, me sorprendí relatando una situación digna de película. Nati: “¿Qué haces?”  Yo: “Nada, acá, comiendo dulce de leche con vascolet, encerrada en el baño, mientras Alfo se come una manzana en el living”. Chan…Terminé de escribirlo y empecé a reír. Las mamás somos contradictorias por naturaleza y además, es cierto, queremos enseñar lo que nosotras no queremos hacer. Roxy –esa mamá famosa, argentina, cuya serie web recomiendo fervientemente- dice algo del estilo en un libro que acaba de llegarme y quiero compartirles de a bocados, ustedes vean si le ponen dulce de leche o se lo devoran así, solito, que para mí es un manjar. Tiene imágenes y reflexiones varias…mucho humor y su lectura devuelve una cuota grande de alivio. Primer bocado: Aquí un compendio de esas cosas que nosotras tenemos que aprender a hacer y les pedimos a nuestros hijos que hagan como si fuera tan fácil… No te victimices No se puede comer harina todo el día, comé fruta, la fruta es rica, es sana y hace …

Una guía de utilidad

Mariana Álvarez es periodista y mamá de Francisca, una niña de 4 años. Un día levantó a su hija del jardín y notó que tenía unas manchitas en la piel. Llegó a la casa y buscó en internet “manchas rojas en la piel niño”. Dentro de los primeros resultados leyó “Niño de cuatro años muere tras una fulminante sepsis”. Lo que su hija tenía era una dermatitis y lo que ese niño había sufrido era una meningitis con manchas hemorrágicas en la piel. Google es una fuente que las mamás tenemos a mano, pero muchas veces no sabemos cómo buscar, por eso viene bien un libro que resulte confiable para sacarnos las dudas frecuentes por las que siempre pasamos. ¿Por qué llora? ¿Qué es un impétigo? ¿Y el broncospasmo? ¿Cómo sé si el sarpullido es algo superficial o algo más grave? Esas y otras preguntas son respondidas por Mariana en Guía Tu Salud. Los cuidados del niño de 0 a 12 años, un libro que es el primero de 4 tomos. A fin de año …

Me río de mí

Me pasó el dato una amiga madre y actriz en el almuerzo de un grupo de whatsapp que compartimos (“Terapia maternal”). Ante mi discurso empapado de catarsis y culpa mientras contaba que estaba un poco podrida de las obras de teatro infantil y que estaba más para salir, rockear y bailar -“como en los viejos tiempos”-, me dijo: “Vos sos Roxi”. “¿Quién????” “Roxi. Mirala”. Esa noche, apenas acosté a las nenas y el padre se puso a mirar fútbol, me busqué los auriculares y agarré el celular… Chrome: Roxi, humor, madres. Y di con esto: https://youtu.be/VBC-xaO2JpI Enseguida caí en que ese hasthag (#ChupoFumoBailo) bien se aplica a muchas mamás que, tras dos, tres, cuatro años de bunker maternal, sacan la cabeza al mundo y tienen ganas de comérselo en dos panes en cada salida de amigas… aunque se trate de una tarde de té. Morí de risa, pero sobre todo me sentí entendida y liviana. Por supuesto que compartí el capítulo con otros grupos y seguí mirando más; me envicié. Roxi es en realidad Julieta …

De superpoderosa a la mujer más débil del mundo

Todo empieza en la previa. Tus sentimientos y ánimo dependen un poco de esa moneda que va en el aire, que puede dar dos posibilidades. Una positiva y deseada, otra, la que nadie quiere escuchar cuando decide buscar. Ahí empezás a sentirte parte de algo más inmenso. Por más que hayas hecho todo, ni siquiera están en tus manos los resultados. Por primera vez, sentís que la vida te sobrepasa y vos sos apenas una parte; chiquita. Si tenés el privilegio y la bendición de poder gestar, hay muchas más pruebas para vos. Llega la primera ecografía, esa que se hace en las primeras semanas, y si sos consciente de la información que te pueden dar, cruzás los dedos, rezás, o pensás en positivo para que todo esté bien. Comiste todo lo bien que se puede –a pesar de las náuseas-, descansaste lo que tu cuerpo te pidió, hace tres meses tomás ácido fólico y, así y todo, otra vez la moneda puede darte dos opciones: estás “bien” embarazada, o no. Y no depende de …