Entrevistas, Home
Dejar un comentario

Educar: motor y desafío de Edúcate Uy

Cecilia De la Paz es mamá de Juan Martín (9), Julieta (6) y Santiago (7 meses). Llegué a ella por twitter; sus comentarios son muy afinados con la filosofía de Mamás Reales pero además sus frases siempre me resuenan a nivel personal. Así que decidí contactarla y conocer el alma detrás de Edúcate Uruguay, una organización que fundó y lleva adelante desde 2009.  Con la filosofía de que “un paso ya es camino”, a través de esta ONG fue tocando la vida de miles de niños uruguayos de todo el país y probó que la educación puede transformar y contribuir con las posibilidades de vida de los niños, cualquiera sea su origen o circunstancia vital.

Ella es maestra de profesión y magíster en Comunicación y Medios electrónicos. Además de dirigir Edúcate Uy trabaja en Global Partnership New Pedagogies for Deep Learning, un proyecto que nuclea ocho países  (Nueva Zelanda, Finlandia, Australia, Estados Unidos, Canadá, Holanda, Hong Kong y Uruguay) con el fin de desarrollar mejores prácticas y condiciones educativas para favorecer el crecimiento integral de los niños alrededor del mundo. Cecilia es un ejemplo real de que desde el lugar que tenemos, todos podemos colaborar con un granito de arena –y mucho más- para materializar el cambio.

¿Cómo surge Edúcate Uy?

Fundé Edúcate en el 2009. Había estado vinculada con ONGs al vivir en Ecuador, incluso había fundado una organización para la creación de una ´escuela modelo´ en la selva de dicho país. Esa fue mi primera experiencia emprendedora en temas sociales. Creamos un aula multipropósito con fondos canadienses, una sala de informática, una biblioteca audiovisual con software educativo y un proyecto de Discovery Channel que había tenido oportunidad de conocer. Realizamos capacitación continua para todos los docentes de la escuela. Instalamos la ´copa de leche´ o desayuno escolar porque los niños llegaban sin comer. Los resultados fueron asombrosos y me di cuenta de la capacidad que cada uno tiene de cambiar una realidad. Cuando llegué a Uruguay, no pensé que las necesidades educativas fuesen tan grandes, pero vi muchos chicos en el campo que estaban en evidente inferioridad de condiciones. Decidí ver cómo podía aportar mi granito de arena. El desafío se veía tan grande que nos apegamos al lema ¨un paso ya es camino¨ para ir tomando un desafío a la vez.

Es una organización uruguaya, de proyectos inspirados en el exterior pero diseñados aquí. Toda nuestra metodología es desarrollada con educadores uruguayos con asesoramiento de amigos profesionales del exterior. Conservé el nombre Edúcate como de la organización en Ecuador en honor a la inspiración allí recibida.

¿Cuál es el motor?

Soy una agradecida de las oportunidades que he recibido y de las personas que me han enseñado y ayudado a avanzar. En lo personal me nutre y da sentido a mi recorrido volcar lo que aprendí para que otros tengan mejores oportunidades, y que logren progresar de acuerdo a sus capacidades y voluntades y no anclarse como consecuencia de su punto de arranque o circunstancia geográfica. Creo que la educación es una variable clave tanto para avanzar como para estancar a las personas, más aún, para convencernos de lo que somos o no somos capaces de ser o hacer. Las convicciones sobre nuestras posibilidades comienzan en la escuela.

El motor son los niños y los maestros. Comenzamos por un niño, Nicolás, y hoy hemos alcanzado más de 370 escuelas en siete Departamentos. El motor es ver el avance de los maestros, que comienzan a ganar reconocimiento, a animarse a presentar su trabajo en conferencias, a publicar, a ganar mejores cargos y con ellos van sus alumnos a los que se les abren posibilidades de experimentar la escuela como una oportunidad de aprendizaje que además disfrutan, valoran y les sirve para comprender mejor su entorno y construir un futuro académico más sólido. Cuando una maestra o un maestro sale de su escuela a las 4 de la tarde en tractor para cruzar el río, hacer dedo a la ruta, tomar en ómnibus y llegar a tu taller, todo voluntario sin dinero ni aplauso de por medio, te renueva la convicción de que no podés bajar los brazos.

¿Qué es la “biblioteca móvil”?   

Es un proyecto que creamos en 2014 para que niños y maestros que viven en el área rural accedan a libros. Hoy tenemos nueve Bibliotecas Móviles en ocho Departamentos movilizando cotidianamente unos 5.000 libros.  Es un proyecto esencialmente comunitario. Desde cómo se conforma, hasta cómo se implementa, crea puentes, genera empatía y vínculos constructivos en la sociedad uruguaya. A su vez, acerca a los padres rurales a la escuela, a los maestros a vencer el aislamiento trabajando en red y desarrolla capacidades de autogestión de bienes y aprovechamiento de oportunidades en las comunidades rurales.

La Biblioteca Móvil se pone en marcha gracias a diferentes editoriales, personas que se acercan a colaborar y a través de las buenas acciones de recolección con colegios privados y otras organizaciones la Biblioteca se nutre de libros.

¿Qué es “leer es un viaje”?

Al finalizar 2015 nos dimos cuenta que el mero acceso a los libros no era suficiente para generar niños lectores. Se había producido una desconexión entre los libros y las ganas de leer. En el 2016 viajé a Nueva Zelanda a vivir dos años y vi de primera mano cómo mi hijo mayor en 6 meses pasó de no saber el idioma a poder leer y escribir en inglés, y además leía todos los días. El método que utilizaban podía darnos las claves que estábamos buscando.

Conformamos un equipo en Uruguay y generamos una alianza con educadores de Nueva Zelanda con el objetivo de encontrar respuestas a una sencilla pregunta ¿Cómo generar un vínculo afectivo y efectivo de los niños con el libro?

Trabajamos un año y surgió Leer es un Viaje que ha sido un éxito rotundo. Niños que en 4to de escuela deletreaban, hoy son ávidos lectores. En comunidades que no había acceso a libros, ni leían, hoy acceden a materiales gracias a la Biblioteca Móvil y hemos generado hábito lector a través de Leer es un viaje, alcanzando un promedio de lectura de un libro por semana. Hoy los niños nos demandan más libros, los maestros más herramientas y las familias comienzan a comprar libros para su casa en la medida de sus posibilidades. El cambio emociona, compromete, pero da esperanza.

¿Cómo lograron tantos aliados?

Creo que logramos apoyo trabajando mucho y, desde el primer día, integrando en ese trabajo a los verdaderos artífices del cambio: los maestros. Todo siempre comienza con una conversación, una preocupación común y un plan de acción.

La educación en Uruguay es nuestro talón de Aquiles, y hay organizaciones públicas y privadas y personas que al igual que nosotros quieren convertir esa preocupación en acción, en solución. No queremos sólo hundirnos en estadísticas negativas, porque atrás de esos números hay personas que todos los días se ven afectadas por ellas. Nosotros buscamos tomarlas para desafiarlas, trabajar para que algún día nuestro rol como ONG de apoyo a la educación rural sea prescindible e innecesario.  Mucho por hacer.

Más info en educate.uy

Por Carolina Anastasiadis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s